Wells, María Esther

(b. 13 de mayo de 1943 en Detroit, Michigan; d. 26 de julio de 1992 en Los Ángeles, California), cantante de pop-soul y la primera estrella solista de Motown Records, que ayudó a solidificar el atractivo cruzado del sello discográfico de propiedad negra en el mercado convencional blanco.

Wells fue criada por su madre, que trabajaba como empleada doméstica, y comenzó su carrera como cantante de la manera tradicional de unirse al coro de su iglesia local. A mediados de su adolescencia, Wells también actuaba en funciones escolares, concursos de talentos y clubes.

Al mismo tiempo, se estaba gestando una revolución musical en Detroit. En 1959, Berry Gordy, Jr., ex boxeador, propietario de una tienda de discos y trabajador de la línea de montaje de Ford, fundó Motown Record Corporation. El eslogan de la compañía encarnaba sus intenciones de cruce: "El sonido de la América joven", no el sonido de la América negra o blanca únicamente.

La estrategia funcionó admirablemente, con sencillos tempranos como "Shop Around" de los Miracles y "Please Mr. Postman" de los Marvelettes (ambos lanzados en el sello Tamia de Motown) encontrando éxito tanto en las listas de pop como de R&B.

Aunque los relatos difieren en cuanto a cómo se conocieron Wells y Gordy, lo cierto es que en 1960, a los diecisiete años, Wells le lanzó a Gordy una canción que ella había escrito, "Bye Bye Baby", con la esperanza de que la ubicara junto a Jackie Wilson. En cambio, Gordy contrató a Wells para Motown y le pidió que grabara la canción ella misma. "Bye Bye Baby", lanzado en el sello Motown en febrero de 1961, tuvo un desempeño respetable para un lanzamiento debut, alcanzando los diez primeros en las listas de R&B y simplemente perdiendo el Top 40 del pop, alcanzando el puesto 45. "I Don't Want to Take a Chance ”, coescrito por Gordy y el director de A&R de Motown, William“ Mickey ”Stevenson, se convirtió en la primera entrada de Wells en el Top 40 desde su lanzamiento en 1961, alcanzando el puesto 33 y nuevamente entre los diez primeros en las listas de R&B.

Luego, Wells se asoció con un nuevo compositor, William “Smokey” Robinson (también miembro de los Miracles), quien la condujo en una nueva dirección. Si bien sus primeros sencillos tenían un fuerte elemento de blues, Robinson apuntó a un toque más ligero y sofisticado. En contraste con los discos de grupos de chicas de la época, diseñados para atraer a los adolescentes, las canciones de Wells adoptaron un enfoque más maduro y adulto del romance. En "Two Lovers" (1962), por ejemplo, Wells estaba claramente más allá de los anhelos adolescentes de un novio, evaluando fríamente a sus "dos amantes" que resultaron ser los dos lados de la personalidad de su hombre.

Durante los siguientes tres años, Wells disfrutó de un flujo constante de éxitos. No solo "Two Lovers", sino también "The One Who Really Loves You" y "You Beat Me to the Punch" llegaron al top ten en las listas de pop y R&B en 1962. "Laughing Boy", "Your Old Stand By, ”“ Perdiste al chico más dulce ”y“ Lo que es fácil para dos es tan difícil para uno ”(todos de 1963) llegaron al top treinta en las listas de éxitos y al top diez en las listas de R&B. La carrera de Wells en Motown alcanzó su clímax en 1964 con el éxito de las listas de éxitos "My Guy", que le dio al sello Motown su primer éxito número uno (los anteriores discos número uno de Motown habían estado en el sello Tamla) y convirtió a Wells Motown en su primera estrella solista. La alegre melodía de la canción era irresistiblemente pegadiza, perfectamente combinada con su voz segura pero alegre. El éxito mundial de la canción le valió a Wells un codiciado lugar en la gira de los Beatles por Reino Unido en 1964; al año siguiente, Wells lanzó el álbum Mary Wells canta canciones de amor a los Beatles.

Wells tuvo dos entradas más en el Top 40 en el sello de Motown: "What's the Matter with You Baby" y "Once upon a Time", ambos a dúo con el cantante de Motown Marvin Gaye y lanzados en 1964. Pero cuando Wells cumplió veintiún años, en A instancias de su entonces marido Herman Griffin (cantante y compositor de Motown), declaró inválido su contrato con Motown porque había firmado cuando era menor de edad. Wells luego firmó con Twentieth Century – Fox, pero su única entrada en el Top 40 en el sello fue "Use Your Head" (1964), que alcanzó el puesto 34 (número 13 en R&B). "Never, Never Leave Me" (1965), se estancó en el número 54, aunque llegó al top veinte en las listas de R&B. Posteriormente, Wells firmó con Ateo (una subsidiaria de Atlantic), Jubilee y Reprise, pero nunca más recuperó el éxito que había tenido en Motown. "Dear Lover" (1966) llegó al top diez en las listas de R&B, pero "The Doctor" (1968) y "Dig the Way I Feel" (1969) fueron sólo éxitos menores. Ella también apareció en la película de 1967 Catalina Caper.

Wells se divorció de Griffin y se casó con Cecil Womack (hermano del músico Bobby Womack) en 1967. Ella y Womack tuvieron tres hijos. Divorciado en 1977, Wells posteriormente tuvo otro hijo con el hermano de Cecil, Curtis. La carrera de Wells estuvo en suspenso durante la mayor parte de la década de 1970 mientras ella criaba a sus hijos. Regresó a actuar a fines de la década de 1970, firmó con Epic y lanzó el álbum. Dentro y fuera del Amor en 1981. También encontró trabajo en el circuito del renacimiento del rock, volvió a grabar sus éxitos de Motown para Allegiance y lanzó su último álbum, Manteniendo mi mente en el amor en Motor City en 1990.

El mismo año, Wells fue diagnosticado con cáncer de laringe y se sometió a una cirugía en agosto, seguida de quimioterapia. La enfermedad dejó a Wells en la indigencia económica. Después de perder su casa, la Fundación Rhythm & Blues con sede en Washington, DC (una organización fundada por la cantante Ruth Brown) recaudó dinero para sus gastos médicos. En 1991, los médicos descubrieron que el cáncer de Wells se había extendido a sus pulmones. Se sometió a más tratamientos, pero murió en el Norris Cancer Center de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles. Está enterrada en Forest Lawn Memorial Park en Hollywood Hills de Los Ángeles.

Si bien la permanencia de Wells en Motown fue breve en comparación con la de actos como The Supremes, fue su éxito a principios de la década de 1960 lo que abrió las puertas a otros artistas afroamericanos y ayudó a erradicar la segregación musical de la época. En contraste con la turbulencia de la década, las canciones de Wells, y las de otros artistas afroamericanos, pudieron unir a personas de todas las razas en celebración en lugar de en luchas.

No hay biografías de Mary Wells, pero aparece una entrevista sustancial en Gerri Hirshey, Nowhere to Run: La historia de la música soul (1984). Martha Reeves con Mark Bego, Bailando en la calle: Confesiones de una diva de Motown (1994) ofrece más percepciones personales; Nelson George's ¿A dónde fue nuestro amor? (1985) es una crítica del desarrollo de Motown; y de Gillian Gaar Ella es una rebelde: la historia de las mujeres en el rock & roll (1992) examina el papel de Wells como mujer en la industria de la música. Los discos compactos Mary Wells: mirando hacia atrás 1961-1964 (1993) y Mary Wells: la colección definitiva (1998) tienen notas útiles de David Ritz. Hay breves biografías en La Enciclopedia Rolling Stone de Rock & Roll (1983) The New Rolling Stone Encyclopedia of Rock & Roll (1995), y Colin Larkin, ed., The Encyclopedia of Popular Music, vol. 7 (1998). Los obituarios están en el New York Times (27 de julio de 1992) y Personas (10 de agosto de 1992).

Gillian G. Gaar