Wang yang-ming (1472-1529)

Wing-tsit Chan recuerda al lector que "la filosofía de Wang Yang-ming es una filosofía vigorosa nacida de una búsqueda seria y una amarga experiencia" (1963, introducción de Chan, p. Ix). La doctrina de Wang de la unidad del conocimiento y la acción, por ejemplo, puede considerarse como una forma contundente y concisa de afirmar la unidad de su vida y enseñanza durante sus años de formación. Para Wang, aprender a convertirse en un sabio implicaba un compromiso serio y decidido con Dao o son (humanidad): el ideal de "formar un cuerpo" con todas las cosas del universo. Wang dice: "El gran hombre considera el cielo, la tierra y la miríada de cosas como un solo cuerpo (yiti ). Además, el son -la persona también forma un solo cuerpo con plantas, piedras, tejas, montañas y ríos ”(1963, p. 272).

Alternativamente, se puede caracterizar la visión de Wang del bien supremo como un ideal del universo como una comunidad moral armoniosa. Un compromiso con la visión de son es un compromiso con la tarea de aclarar el significado concreto de la visión, un tema ideal más que una norma ideal como base para derivar preceptos. Un tema ideal es una perspectiva unificadora, un punto de orientación, no un principio fijo de conducta. Para expresar su visión, Wang a veces usaba el término Dao (camino) en lugar de son . Dao y son difieren en la dirección de la tensión. Por un lado, son destaca la importancia de la visión moral de Wang como residiendo en las relaciones humanas afectivas, un hábitat que es capaz de una expansión indefinida y, en última instancia, abarca todo el universo. Dao, por otro lado, enfatiza el curso continuo de circunstancias cambiantes que requiere un ejercicio del sentido de rectitud del agente (yi ). Las posibilidades ilimitadas del significado concreto del Dao no pueden agotarse con ninguna pretensión de finalidad (dao wu zhongqiong ). En particular, Wang a veces usa el término tianli (principio celestial, modelo, razón fundamental) para expresar su visión del bien supremo. Tianli es inherente a xin (Mente corazón); a menudo se ve oscurecido por la presencia de deseos egoístas.

Excepto por su importancia ética, Wang muestra poco interés en la búsqueda del conocimiento fáctico. A diferencia de Zhu Xi (1130-1200), quien enfatiza la importancia de li (principio, patrón o razón de ser) en la investigación de las cosas (gewu ) en el Gran Aprendizaje, Wang se centra en cambio en la rectificación de la mente (zhengxin ) que se desvía de su visión moral. La rectificación de la mente implica, en particular, el reconocimiento de la unidad del conocimiento moral y la acción (zhixing heyi ), una ampliación del alcance de la preocupación moral a la luz de la visión de son , en lugar de una amplia adquisición de conocimientos fácticos.

La doctrina de Wang de la unidad del conocimiento y la acción se enuncia a veces como la unidad del aprendizaje y la acción moral (xuexing heyi ). La discusión de Wang involucra dos sentidos diferentes de zhi, correspondiente a dos sentidos del conocimiento. Por conveniencia, esta entrada utilizará la distinción entre conocimiento moral prospectivo y retrospectivo, es decir, conocimiento adquirido antes o antes de la acción y conocimiento posterior a la acción.

El conocimiento moral prospectivo, en su mayor parte, es un producto del aprendizaje, un reconocimiento del significado proyectivo de los estándares incrustados en las diversas nociones de las virtudes confucianas. El conocimiento moral prospectivo está implícito en el compendio comentario de Wang de que "el conocimiento es la dirección de la acción y la acción es el esfuerzo del conocimiento" (1963, p. 11) Como conocimiento prospectivo, y en virtud de su contenido cognitivo, proporciona una dirección o un idea principalzhuyi ) para la conducta real. Otro comentario contundente parece hacer uso de los sentidos prospectivo y retrospectivo del conocimiento moral: "el conocimiento es el comienzo de la acción y la acción es la culminación del conocimiento" (1963, p. 11). El énfasis de Wang en la realización personal de su visión moral es un énfasis en el conocimiento moral retrospectivo. Para Wang, la transición del conocimiento prospectivo al retrospectivo involucra una variedad de actos intelectuales (investigación, comprensión, cribado o discriminación) y actos volitivos (que involucran resolución, intención, deseo moral y la pureza de los motivos morales en el esfuerzo por lograr el objetivo). ideal de son ). Más especialmente, en su pensamiento maduro, Wang se enfocaba constantemente en extender liangzhi, comúnmente traducido como "conocimiento innato o intuitivo del bien".

Liangzhi, en el sentido de la capacidad de discriminación moral, aunque básica, no puede captar la profundidad de la preocupación de Wang en su enseñanza de extender liangzhi. Mientras que la mente humana está en el sentido rudimentario de la conciencia, sin un compromiso con la visión son —Alternativamente a Dao o tianli —Sería indiferente a la preocupación moral. Poseído de liangzhi, la mente humana informada por la visión se marcará distintivamente como conciencia moral. Como solía decir Wang, es liangzhi que se manifiesta tianli or liangzhi que manifiesta el Dao. Como la cualidad intrínseca (benti ) de la mente moral, liangzhi es "naturalmente inteligente, claro y sin nubes" (1963, p. 274). Esta noción de liangzhi como el asiento de la conciencia moral implica liangzhi en el sentido de discriminación moral, y enfatiza significativamente el ejercicio de una inteligencia clara para discernir la importancia moral de situaciones particulares. Como personificación de la preocupación por tianli, liangzhi se considera propiamente un estándar personal; es decir, un estándar para emitir juicios autónomos sobre la calidad moral del pensamiento y las acciones, así como de los sentimientos. Así, la noción de Wang de liangzhi no puede entenderse aparte de su visión y la confianza en la mente como poseedor de su propia capacidad para realizar la visión.

Liangzhi, siendo una preocupación activa de la mente moral con tianli, implica claramente la determinación para su actualización. Como personificación de esta preocupación activa por tianli, liangzhi no se puede representar como intuición, como se usa este término en el intuicionismo ético. La perplejidad genuina surge en circunstancias cambiantes o exigentes, donde los estándares establecidos no brindan una guía clara (Cua 1982, cap. 3). Mientras liangzhi es inherente a todas las mentes, la característica distintiva del sabio radica en su actitud hacia el estudio y la reflexión. Como se invirtió con tianli, liangzhi es de hecho un estándar, pero no emite recetas para hacer frente a circunstancias cambiantes. Wang creía que liangzhi puede proporcionar una guía infalible, pero no está claro cómo podría explicar el fracaso en la extensión liangzhi y la relación entre conocimiento moral y fáctico. Centrarse en la naturaleza del conocimiento y la experiencia morales retrospectivos puede proporcionar un punto de partida crítico para desarrollar la noción de liangzhi en la ética confuciana.

Véase también Confucianismo; Zhu Xi.

Bibliografía

Chang, Carsun. El desarrollo del pensamiento neoconfuciano. Vol. 2. Nueva York: Bookman Associates, 1962.

Ching, Julia. Adquirir sabiduría: el camino de Wang Yang-ming. Nueva York: Columbia University Press, 1976.

Cua, AS "Entre el compromiso y la realización: la visión de Wang Yang-ming del universo como una comunidad moral". Filosofía Este y Oeste 43 (4) (1993): 611-49.

Cangrejo, AS Visión moral y tradición: ensayos sobre ética china. Washington, DC: Prensa de la Universidad Católica de América, 1998.

Cangrejo, AS La unidad del conocimiento y la acción: un estudio de la psicología moral de Wang Yang-ming. Honolulu: University Press of Hawaii, 1982.

Deustch, Elliot y col. "Actas de la Conferencia de Filósofos Este-Oeste sobre Wang Yang-ming: un estudio comparativo". Filosofía Este y Oeste 23 (1, 2) (1973).

Tu, Wei-ming. El pensamiento neoconfuciano en acción: la juventud de Wang Yang-ming (1472-1509). Berkeley: University of California Press, 1976.

Wang Yang-ming. Instrucciones para la vida práctica y otros escritos neoconfucianos. Traducido por Wing-tsit Chan. Nueva York: Columbia University Press, 1963.

Wang Yang-ming. Las letras filosóficas de Wang Yang-ming. Traducido por Julia Ching. Columbia: Prensa de la Universidad de Carolina del Sur, 1972.

Antonio S. Cangrejo (2005)