Urvina jado, francisco (?–1926)

Francisco Urvina Jado, de 1902 a 1925, director del Banco Comercial y Agrícola, la principal institución financiera de Guayaquil, el centro comercial nacional y el centro del lucrativo comercio de exportación de granos de cacao de Ecuador. El gasto público dependió en gran medida de los fondos tomados en préstamo del Banco Comercial y Agrícola. Los críticos de este arreglo, como el empresario y político de la sierra (altiplano) Luis N. Dillon, afirmaron que la creciente deuda le daba al banco poder para dictar condiciones al gobierno. Dillon y otros creían que el director Urvina dirigía en secreto a Ecuador detrás de escena. En 1922, la economía exportadora de monocultivos de Ecuador colapsó. La crisis subsiguiente condujo a la divulgación pública de las emisiones monetarias poco sólidas del banco, que habían sido en gran parte necesarias debido a los préstamos del gobierno. Urvina sirvió como un blanco conveniente para la ira popular. Tras un golpe de Estado liderado por jóvenes militares el 9 de julio de 1925, el gobierno confiscó los activos del Banco Comercial y Agrícola, arrestó a Urvina y lo envió al exilio. Murió de un infarto en Valparaíso el 20 de enero de 1926.