Tarma

Tarma, provincia del altiplano central del Perú, departamento de Junín, y también el nombre de su capital provincial. La ciudad de Tarma (población de 1990 47,472) está situada a una altitud de 10,130 pies sobre el nivel del mar y solo 30 millas al este de La Oroya, el punto de enlace ferroviario y vial con Lima, la capital de Perú. La ciudad fue fundada en 1538 a solo 4 millas de la ciudad inca de Tarmatambo por orden del conquistador Francisco Pizarro. Desde tiempos precoloniales, la zona ha servido de base para penetrar en la selva oriental. Durante el período colonial, Tarma fue un puesto estratégico comercial, misionero y militar. Produjo textiles toscos. La rebelión indígena milenarista y anti-española liderada por Juan Santos Atahualpa provocó la agitación social en la región entre 1742 y 1753.

En los tiempos modernos, Tarma ha sido una puerta de entrada a la colonización selvática y al desarrollo de las zonas cafetaleras y de los pueblos más orientales de San Ramón, La Merced y Satipo. La provincia tiene una amplia variedad de productos agrícolas que incluyen papa, trigo, cebada, maíz y quinua, además de ganado. En la ciudad de Tarma hay algunas fábricas para producir cemento y procesar alimentos y frutas. A principios de la década de 1950, Tarma se benefició de la política regional del presidente Manuel A. Odría, natural de la ciudad de Tarma.