Spranger, (franz ernst) eduard (1882-1963)

Eduard Spranger, el filósofo y educador alemán, nació en Grosslichterfelde, Berlín. Estudió matemáticas y ciencias en un Realschule y las humanidades en un gimnasio clásico. En la Universidad de Berlín estudió con Wilhelm Dilthey y Friedrich Paulsen y se ganó el derecho a dar conferencias con Wilhelm von Humboldt y la idea de humanidad (Berlín, 1909), un clásico de la historia del humanismo alemán. Fue llamado a la Universidad de Leipzig como profesor de filosofía en 1911 y a Berlín como profesor de filosofía y pedagogía en 1920. Pasó los años más creativos de su carrera y ejerció su mayor influencia en la Humanidades y en todos los niveles de la educación alemana mientras esté en Berlín. En 1933 presentó su renuncia en protesta contra la interferencia con la libertad universitaria por parte del nuevo gobierno nacionalsocialista, pero muchos seguidores lo persuadieron de que mantuviera su influyente puesto universitario. En 1937/1938 dio una conferencia en Japón. Fue arrestado y encarcelado en 1944, pero fue liberado por intercesión del embajador japonés. Nombrado rector de la Universidad de Berlín por el gobierno militar aliado en 1945, le resultó imposible aceptar la interferencia de las autoridades de Berlín Oriental y en 1946 aceptó una cátedra de filosofía en Tubinga, donde impartió clases hasta su jubilación.

Spranger buscó impulsar dos proyectos iniciados por su maestro, Dilthey. Uno era un "entendimiento" (comprensión ) psicología que se acerque a la vida humana no con abstracciones científicas, sino perceptivamente y con una apreciación de los valores culturales; el otro fue un intento de proporcionar una interpretación normativa de la Humanidades. La interdependencia de estos dos problemas llevó a Spranger a una posición hegeliana (hacia la que el propio Dilthey había comenzado a girar antes de su muerte) y se convirtió en una figura destacada del renacimiento neohegeliano alemán de la década de 1920.

En su obra principal, Las formas de vida (Halle, 1914; traducido por JW Pigors como Tipos de hombres, Halle, 1928), Spranger realizó un análisis tipológico de la personalidad mediante el uso del método de Comprender. Sostuvo que este método es empírico en el sentido de que da como resultado "una experiencia posterior al menos mínimamente categorizada". Es esencialmente una percepción estética de las formas culturales en la vida individual y está motivada por un Eros —Amor por los valores personales implicados; esto, insistió Spranger, no interfiere con su objetividad. Seis formas de valor —todas las cuales están objetivamente enraizadas en el orden histórico y cultural, y cada una de las cuales puede dominar la vida de una persona y evocar un reordenamiento de las otras en subordinación a sí misma— determinan seis tipos de personalidad en la cultura moderna —la teórica , económicos, estéticos, sociales, políticos y religiosos, que se centran, respectivamente, en los valores de verdad, utilidad, belleza, amor; poder y, en religión, en la devoción a una totalidad vital de valor. La moraleja no es un tipo de valor distinto, sino que entra en todas las valoraciones. Spranger esquematizó estos tipos en un orden ideal sin negar la libertad individual en la selección de valores.

Spranger's Psicología del adolescente (Leipzig, 1924; 8ª ed., 1926) aplicó su método y conclusiones a los problemas de la juventud. Cuatro logros importantes marcan el sano crecimiento del adolescente: el descubrimiento de sí mismo, el desarrollo de un plan de vida, el ordenamiento del yo en las diferentes esferas de las relaciones humanas y el despertar de la vida sexual y apuesta inicial. Los seis tipos de personalidad desarrollados en el Formas de vida puede servir como un esquema para comprender a la persona individual al explorar estos desarrollos críticos.

El análisis de Spranger del Humanidades encontró aplicación en sus discusiones sobre las bases éticas de la cultura y la educación modernas. Combinó la crítica de las filosofías históricas de la sociedad y la cultura con el desarrollo de una teoría hegeliana modificada del espíritu objetivo. El espíritu subjetivo y objetivo están en estrecha interacción dentro de cada situación históricamente relativa. A ellos, Spranger añadió una tercera dimensión del espíritu, la normativa. Este, el espíritu absoluto relativizado de GWF Hegel, comprendía los factores que cumplen un papel regulador en la historia a través del arte, la religión y la filosofía. Sin embargo, la responsabilidad de la actualización de la normativa recae en el individuo; ningún contenido cultural adquiere sentido excepto "en la medida en que se crea una y otra vez a partir de la actitud y la conciencia del alma individual".

Después de la Segunda Guerra Mundial, Spranger se centró en temas religiosos, particularmente en La magia del alma (Tubinga, 1947). Esta "magia del alma", que es esencial para la vida de una cultura, está constituida por la conciencia religiosa y no sirve para alcanzar objetivos externos inmediatos, sino para aumentar los poderes de la persona misma. La fe es un "retiro a la interioridad".

El trabajo de Spranger en la filosofía de la educación mantuvo vivo el ideal humanista clásico y ejerció un efecto liberador en todos los niveles y dimensiones de la educación. Encontró una expresión notable en los estudios clásicos de grandes figuras de la educación: Wilhelm von Humboldt, Jean-Jacques Rousseau, Friedrich Froebel, Johann Heinrich Pestalozzi y Johann Wolfgang von Goethe. Spranger también estuvo involucrado en la mayoría de los problemas éticos y culturales de la vida alemana, enfrentándose a desafíos como la educación laboral, la educación vocacional, la orientación personal y vocacional y la delincuencia juvenil. La elocuencia de las conferencias y escritos de Spranger, su calidez personal, sentida por un amplio círculo de amigos de todas las edades, y su combinación de percepción aguda con profunda preocupación moral lo convirtieron en uno de los pensadores alemanes más admirados e influyentes. Su profundo sentido de la tragedia alemana y su larga preocupación por sus causas morales e históricas y el costo moral de la redención le valieron, antes de morir, los más distinguidos honores que su país podía otorgar.

Véase también Dilthey, Wilhelm; Froebel, Friedrich; Humanidades; Goethe, Johann Wolfgang von; Hegel, Georg Wilhelm Friedrich; Hegelianismo; Humanismo; Humboldt, Wilhelm von; Paulsen, Friedrich; Pestalozzi, Johann Heinrich; Rousseau, Jean-Jacques.

Bibliografía

Entre las otras obras de Spranger se encuentran Wilhelm von Humboldt y la reforma del sistema educativo (Berlín, 1910); La cosmovisión de Goethe. Discursos y ensayos (Leipzig y Wiesbaden, 1942); ¿Existe alguna patología cultural? (Tubinga, 1947); y Del mundo de pensamiento de Friedrich Froebel (Heidelberg, 1951).

Para obtener una bibliografía completa de las obras de Spranger, consulte Theodore Neu, Bibliografía Eduard Spranger (Tubinga: Niemeyer, 1958).

Para discusiones sobre el pensamiento y la influencia de Spranger, vea Educación para la Humanidad - Festschrift para Eduard Spranger en su 75 cumpleaños, editado por HW Bähr (Tübingen: Niemeyer, 1957); y Eduard Spranger, retrato de una persona espiritual de nuestro tiempo, editado por Hans Wenke (Heidelberg: Quelle y Meyer, 1957).

LE Loemker (1967)