Sociedad democrática de artesanos

Los miembros de la Sociedad Democrática de Artesanos articularon una evaluación crítica del proceso de reforma liberal y de la política dominada por las élites en la Colombia de mediados del siglo XIX. En Bogotá, donde la Sociedad Democrática surgió en 1849 de la Sociedad de Artesanos, los miembros inicialmente se enfocaron en aumentar los aranceles y otras políticas populares, a pesar de la influencia de los políticos liberales que buscaban manipular la organización. En Cali, la Sociedad Democrática buscó la igualdad racial y el retorno de ejido tierras (tierras comunales; algunas eran indígenas, otras no), lo que refleja las distintas características sociales de la región. Artesanos y Draconiano descontentos (seguidores del presidente José María Obando) recuperaron el control del capítulo de la capital en 1851, luego de lo cual se alineó estrechamente con la administración presidencial del general Obando (1853-1854). Su anterior enfoque miope en tasas arancelarias más altas se convirtió en una potente crítica del liberalismo dominado por la élite, liderando capítulos en Bogotá, Cali y San Gil para apoyar el fallido 1854 golpe de Estado (golpe de Estado) de José María Melo.