Riehl, alois (1844-1924)

Alois Riehl, el filósofo austriaco neokantiano, nació en Bolzano. Riehl fue sucesivamente Privatdozent (1870), profesor extraordinario (1877) y profesor (1878) en la Universidad de Graz. Se trasladó a la Universidad de Friburgo en 1882, a Kiel en 1895, a Halle en 1898 y a Berlín en 1905.

La primera filosofía de Riehl fue una metafísica realista basada en Johann Friedrich Herbart e indirectamente en Gottfried Wilhelm Leibniz, y es interesante, como en el caso de Immanuel Kant, estudiar la relación entre los escritos precríticos y críticos de Riehl. Entre 1870 y 1872, Riehl tomó sus primeras decisiones realistas, monistas y evolucionistas dentro de ese marco dogmático. Su Contornos realistas (Graz, 1870) se centró en el problema de la sensación, que originalmente concibió como una matriz recíproca policéntrica de conciencia y movimiento. En Sobre el concepto y la forma de la filosofía (Berlín, 1872) defendió una exigencia crítica, racional y el carácter científico de la filosofía, a la que asignó la tarea histórica de conducir a fines ideales. En Moralidad y dogma (Viena, 1872) defendió la independencia de la moral positiva de las creencias.

Un estudio profundo de Kant liberó a Riehl de su dogmatismo metafísico. El primer volumen de su Crítica filosófica (1876) marcó una fecha importante en la historia del nuevo kantismo. Este trabajo destacó el dominio sobre Kant del espíritu de la nueva ciencia positiva (no tanto por la influencia de René Descartes como por la de John Locke y David Hume). Combatiendo los "conceptos erróneos" psicológicos e idealistas de los puntos de vista de Kant, Riehl propuso que se estudiara la evolución del pensamiento de Kant y las sucesivas ediciones de Crítica filosófica se benefició de escritos de Kant inéditos descubiertos por filólogos de Kant. Kant, según Riehl, aclaró el método de la filosofía; al abandonar la metafísica pero no identificarse con la ciencia, la filosofía se muestra como teoría del conocimiento y metodología de las ciencias naturales. Sin embargo, es falso eliminar la cosa en sí y la presuposición del realismo común a las ciencias, como hizo Hermann Cohen. Kant distinguió la forma del contenido y buscó determinar el a priori formal de la naturaleza en general y no las leyes particulares de la naturaleza evidentes en la experiencia real de las ciencias.

En el segundo y tercer volumen de Crítica filosófica (1879 y 1887) Riehl reevaluó y amplificó sus propios puntos de vista. No fue fácil: para ello tuvo que luchar con el propio Kant (a quien Eugen Dühring había acusado de tener "dos centros de gravedad"), incluso reducido al primero crítico solo. En opinión de Riehl, ni el realismo dogmático ni el idealismo, ya fuera fenomenalista, absoluto o positivista, eran adecuados. Riehl trató de actualizar a Kant con respecto a la "base lógica y sensible del conocimiento" examinando las grandes innovaciones científicas desde la época de Kant, como el principio de conservación de la energía de Robert Mayer y la teoría darwiniana de la evolución. Sólo entonces Riehl pudo reanudar críticamente su propio monismo realista centrado en la percepción. Pero la percepción, la primera cognición, no es, a juicio de Riehl, la primera realidad. Los dos aspectos de la percepción, el mecánico, que puede hacerse objetivo y cuantitativamente determinable por la ciencia positiva, y el cualitativo, que es subjetivamente inmediato y el único revelador de la reciprocidad universal real, son ambos fenómenos (Apariencia ), aunque no meramente apariencia (proyecto de ley ); ninguno de los dos aspectos constituye la "naturaleza en sí misma". La propensión monista, que conduce al umbral de la metafísica, se encuentra con arrecifes de los que la crítica debe mantenerse alejada. Por ejemplo, desea que su identificación de lo físico y lo psíquico no se confunda con el materialismo, el monadismo, la correspondencia psicofísica universal o el panpsiquismo espinozista. De nuevo, aunque Riehl vio la vida mental como un producto de la evolución natural, negó la génesis evolutiva de los conceptos lógicos y matemáticos.

En 1883, en su conferencia inaugural en Friburgo, "Sobre la filosofía científica y no científica", Riehl se dirigió a otros campos de la filosofía con una valoración progresiva (compárese con una conferencia en Princeton, 1913: "La profesión de la filosofía en el presente"). . Incluso en Crítica filosóficaconfinado al horizonte naturalista, se había disculpado por echar un vistazo al "campo de la filosofía práctica", pero al final había insinuado que más allá del ámbito de la ciencia se encontraban los ámbitos de la acción moral y la producción artística (a los que luego añadió la religión). Cabe preguntarse si podría haber una filosofía de estas cosas si "teórico" es idéntico a "científico" (científico ). En sus últimos años, Riehl luchó con este problema, rodeado también por los otros movimientos neokantianos. El "sentimiento", que él había reconocido como otra cara de la experiencia, podría estar disponible para ese propósito teórico, pero para estarlo, sus evaluaciones deben estar libres del empirismo práctico. Heinrich Rickert, quien tuvo contacto frecuente con Riehl, buscó más tarde mostrar el creciente interés de Riehl en el mundo de los valores, hasta que Riehl finalmente reconoció que el papel de la filosofía es "elevar a la claridad conceptual nuestro conocimiento de los valores y su sistema".

Véase también Cohen, Hermann; hring, Eugen Karl; Herbart, Johann Friedrich; Hume, David; Idealismo; Kant, Emmanuel; Leibniz, Gottfried Wilhelm; Locke, John; Neokantianismo; Realismo; Rickert, Heinrich; Valor y valoración.

Bibliografía

Obras de riehl

Crítica filosófica, 3 vols. Leipzig, 1876-1887; 2ª ed., Leipzig: W. Engelmahn, 1908–1926; 3a ed., Vol. I, Leipzig: Kröner, 1924.

Friedrich Nietzsche: el artista y el pensador. Stuttgart, 1897.

Como introducción a la filosofía contemporánea. Leipzig: Teubner, 1903.

"Helmholtz en su relación con Kant". Estudios de borde 9 (1904): 261 – 285.

"Lógica y epistemología". Cultura contemporánea 1 (1907): 73 – 102.

Estudios filosóficos de cuatro décadas. Leipzig, 1925. Ensayos.

Funciona en riehl

Hofmann, Paul. "La crítica de Riehl y los problemas del presente". Estudios de borde 31 (1926): 330 – 343.

Jaensch, Erich. "Alois Riehl El hombre y el trabajo". Estudios de borde 30 (1925): XNUMX-XNUMX.

Maier, Heinrich. "Alois Riehl". Estudios de borde 31 (1926): 563 – 579.

Rickert, Heinrich. "Alois Riehl". logotipos 13 (1924–1925): 162–185.

Siegel, Carl. Alois Riehl: una contribución a la historia del neokantianismo. Festschrift de la Universidad de Graz. Graz: Leuschner y Lubensky, 1932.

Spranger, Eduard. "Alois Riehl". Investigaciones y avances 20 (junio 1944): 129 – 130.

Mariano Campo (1967)

Traducido por Robert M. Connolly