Puerto hormiga

Puerto Hormiga (actual Puerto Badel) es un basurero arqueológico que da nombre a la tradición alfarera más antigua encontrada en las Américas. La alfarería se caracteriza por la presencia de fibras templadas (fibras de gramíneas mezcladas con arcilla) y se distribuye en las tierras bajas del norte de Colombia. El sitio de Puerto Hormiga fue excavado por Gerardo Reichel Dolmatoff y Alicia Dussan de Reichel en 1961 y 1963. Está ubicado a 1,100 metros de un canal natural (Canal del Dique) en la parte alta de una terraza aluvial. El basurero de conchas tenía forma de anillo con un diámetro entre 258 y 281 pies y una altura de 3.9 pies. Los artefactos excavados son principalmente fragmentos de cerámica templada de fibra (70 por ciento); el resto es cerámica con temple de arena (30 por ciento). El material lítico consiste predominantemente en herramientas para raspar, moler y machacar.

El basurero de conchas está compuesto por conchas de los géneros Pitar (75 por ciento) y Ostrea (25 por ciento). El sitio fue influenciado directamente por el mar; puede haber estado en la orilla de una bahía profunda o de una gran laguna formada después de una transgresión del nivel del mar. La cronología del sitio se sitúa entre el 3100 a. C. y el 2500 a. C. Otros sitios que forman parte de esta tradición son los basureros de conchas de Bucarelia y Puerto Chacho; el sitio ribereño de El Pozón; y los sitios del interior de El Bongal, El Guamo, San Jacinto 2 y San Jacinto 1. San Jacinto 1 es actualmente el más antiguo y el más excavado de estos. Data de entre 4000 a. C. y 3750 a. C.