Psique

"Psychē" en Homero primero significa vida y luego significa vida o fantasma difunto. La primera identificación con el alma en el sentido del yo consciente se encuentra quizás en Jonia, y la primera identificación completa con el lado racional y emocional de la personalidad se ha atribuido a Sócrates. En todo esto no hubo oposición entre alma y cuerpo. La doctrina de que el alma es prisionera en el cuerpo que Platón tomó de la doctrina órfica había llegado a Grecia, tal vez desde Escita, antes de la época de Pitágoras, probablemente en asociación con una doctrina de la transmigración. Platón, en el Faedo, aunque reconoció que la mayoría de la gente no cree en la supervivencia después de la muerte (80d), propuso una visión que combina las actitudes socrática y órfica. En el alma tripartita del Repúblicasin embargo, es solo la parte racional la que es inmortal; esta era también la opinión de Aristóteles.

La mayoría de los presocráticos consideraban el universo como un organismo casi vivo, y esta visión también encontró expresión en la doctrina de Platón en la Timaeus de un alma mundial como fuente de movimiento ordenado en el universo. Aristóteles presentó una psicología humana y animal desarrollada en su análisis del alma en el De Anima y en otros lugares. Mientras que Platón consideraba el alma como una sustancia separada del cuerpo, la visión final de Aristóteles la trataba como la forma de un cuerpo vivo. Para los estoicos, el alma es un aspecto del logos cósmico omnipresente, mientras que para los epicúreos es una combinación de átomos especialmente suaves. Dentro de la teología cristiana, los agustinos siguen una visión esencialmente platónica, mientras que los tomistas prefieren el enfoque de Aristóteles.

Véase también Aristóteles; Agustinianismo; Epicureísmo y escuela epicúrea; Homero; Orfismo; Platón; Platonismo y tradición platónica; Filosofía presocrática; Pitágoras y pitagorismo; Sócrates; Estoicismo; Tomismo.

Bibliografía

Burnet, J. "La Doctrina Socrática del Alma". Actas de la academia británica 7 (1915–1916): 235–259.

Rohde, E. Psique. Traducido por WB Hillis. Londres: Routledge y K. Paul, 1925.

GB Kerferd (1967)