Pastor, valentino annibale (1868-1956)

Valentino Annibale Pastore, filósofo y lógico italiano, nació en Orbassano (Teramo), Italia. Se educó en estudios literarios y luego obtuvo un título en letras de la Universidad de Turín, con Arturo Graf, con una tesis sobre La vida de las formas literarias (La vida de las formas literarias), que se publicó en Turín en 1892. Pastore luego se volvió hacia la filosofía y fue influenciado por el hegelianismo a través de las enseñanzas de Pasquale d'Ercole. Al mismo tiempo, fue influenciado por científicos como Friedrich Kiesow, A. Garbasso y Giuseppe Peano. En 1903 publicó en Turín su tesis de filosofía, Por encima de las teorías de la ciencia: lógica, matemáticas, física. (Sobre las teorías de la ciencia: lógica, matemáticas, física). En 1911 comenzó a enseñar filosofía teórica en Turín, donde fue profesor titular desde 1921 hasta 1939 y donde instituyó un laboratorio de lógica experimental.

La tesis de Pastore se publicó el mismo año en que Benedetto Croce El criticismo apareció y en el que el irracionalismo estalló en Italia en diversas formas: como una rebelión contra el positivismo, como un renacimiento del idealismo, como una expresión de la "quiebra de la ciencia". Educado en un entorno en el que no se ignoraba el hegelianismo sino que se vinculaba con el punto de vista del positivismo clásico, Pastore se dio cuenta de la imposibilidad de separar las ciencias (matemáticas y naturales) de la filosofía, o de sustituir las ciencias por la filosofía. En el primer caso, si la filosofía fuera separada de las condiciones que la hacen posible y la nutren, se vaciaría y se marchitaría; en el segundo caso, las ciencias mismas eventualmente perderían la conciencia de sus relaciones, su razón fundamental y sus métodos y objetivos. Pastore, por tanto, trató de evaluar el significado del conocimiento científico y de sus procedimientos lógicos.

Volviendo su atención a los problemas lógicos en particular, Pastore se sintió atraído al principio hacia la tesis de Bertrand Russell sobre la identidad de la lógica y las matemáticas, como se muestra en Lógica formal y deducida de la consideración de modelos mecánicos (Lógica formal deducida por la consideración de modelos mecánicos; Turín, 1906) y Silogismo y proporción (Silogismo y proporción; Turín, 1910). Su obra principal de este período, El problema de la causalidad, con especial atención a la teoría del método experimental (El problema de la causalidad, con especial atención a la teoría del método experimental; 2 vols., Turín, 1921), que trata de la causalidad, muestra su esfuerzo sistemático por destacar la relación mutua entre la investigación científica y la investigación filosófica. Pastore examinó tres aspectos de la causalidad —experiencia, ciencia y filosofía— y distinguió y analizó la idea de causa, el concepto de relación causal y el principio de causalidad.

Después de 1922, los intereses de Pastore seguían centrados en el conocimiento científico, pero aclaró su concepción de la filosofía como el estudio del "pensamiento puro", como "no de lo que es común a todos los sistemas particulares, por ser inherente a cada uno, sino de el que resulta de todos los sistemas particulares, aunque no sea inherente a cada uno ". A partir de esta concepción, desarrolló su idea de una "lógica general" cuya base se encuentra "fuera de los sistemas lógicos particulares". Hacia 1936, asistido por Ludovico Geymonat, investiga la "lógica del fortalecimiento" como una "teoría de los sistemas primarios", es decir, como una búsqueda del "proceso de construcción de las formas más elementales de pensamiento y de sus relaciones". mediante una distinción entre la lógica como lógica (lógica presistemática general) y la lógica como sistema particular, uniendo, como él mismo dijo, "la deducción del discurso (D ) con la intuición lógica del universo (U ). "Pastore no pretendía llegar a una demostración de principios intuitivos, ni proponer una intuición ontológica, sino más bien establecer las leyes de la relación entre D y U, entre el análisis del discurso y una visión sintética del universo.

En la fase final de su obra se acentúa la preocupación de Pastore por el sentido del misterio ("la lógica tiene siempre dos aliados a su lado: la tristeza y el misterio"). A la luz de esta preocupación, examinó y discutió tanto los movimientos existencialistas como el materialismo histórico de Karl Marx y VI Lenin.

Véase también Croce, Benedetto; Experiencia; Hegelianismo; Irracionalismo; Lenin, Vladimir Il'ich; Máquinas lógicas; Marx, Karl; Peano, Giuseppe; Positivismo; Russell, Bertrand Arthur William.

Bibliografía

Obras adicionales de Pastore son Solipsismo (Turín, 1923); La lógica del empoderamiento (Nápoles, 1936); Lógica experimental (Nápoles, 1939); Acrisia de Kant (Padua: CEDAM, 1940); "Mi pensamiento filosófico", en Filósofos italianos contemporáneos, editado por MF Sciacca (Como, 1944), págs. 333–349; Filosofía de Lenin (Milán: G. Bolla, 1946); y La voluntad del absurdo. Historia y crisis del existencialismo (Milán: G. Bolla, 1948).

Los trabajos sobre Pastore son Carmelo Ottaviano, "La 'lógica del fortalecimiento' de la escuela de Turín", en logotipos 17 (1934): 277-289; Francesco Crestano, "En torno a la lógica del empoderamiento y la lógica del comportamiento", en Archivo de Filosofía, 5 (1935): 322–331 (y en Ideas y conceptos, Milán, 1939); y Filippo Selvaggi, De la filosofía a la técnica: la lógica del empoderamiento (Roma Con casa de Prensa Universitaria, 1947), con bibliografía.

Eugenio Garin (1967)

Traducido por Robert M. Connolly