Partido republicano (pr)

El Partido Republicano (Partido Republicano-PR) surgió en Brasil con la fundación del primer Club Republicano en Río de Janeiro el 3 de noviembre de 1870. Un mes después, el Manifiesto Republicano enunció los principios del partido, pidiendo el fin de la monarquía y la creación de una república federal. El sentimiento republicano había surgido ya en 1789 en Brasil con la Inconfidência Mineira, y había sido importante en los movimientos separatistas durante las décadas de 1810, 1820 y 1830. Sin embargo, la agitación de la década de 1830, cuando los brasileños experimentaron con el federalismo, hizo que el sentimiento republicano se apaciguara y, a mediados de siglo, los brasileños políticamente activos habían llegado a apreciar la estabilidad de su monarquía. No obstante, el potencial de descontento político se había mantenido en las divisiones entre los partidos Liberal y Conservador. La caída del gabinete liberal en 1868 provocó que miembros descontentos buscaran una reparación radical apoyando la causa republicana. Otras fuerzas políticas y económicas también contribuyeron al atractivo del republicanismo en 1870. La Guerra de la Triple Alianza (1865-1870), que puso a los soldados brasileños en contacto más estrecho con sus aliados argentinos y uruguayos, aumentó el aprecio por el gobierno republicano en otros lugares. El crecimiento de las ciudades trajo consigo la creciente importancia de los grupos profesionales educados que simpatizaban con los ideales republicanos. Además, después de 1850 el poder económico se transfirió del Valle de Paraíba a las ricas tierras cafetaleras de la provincia de São Paulo. Dado que la influencia política no siguió de inmediato, los plantadores paulistas tendieron a apoyar el republicanismo. En 1884, São Paulo eligió a tres representantes republicanos para la Cámara de Diputados nacional, los primeros republicanos en sentarse en el Parlamento. Sin embargo, con el regreso de los liberales al poder nacional en 1878, muchos republicanos abandonaron su nuevo partido y regresaron al redil liberal. En 1886-1887, el Partido Republicano resurgió bajo un liderazgo más influenciado por la visión positivista de una república dictatorial y apoyado por importantes sectores del ejército. El 15 de noviembre de 1889, los militares depusieron al emperador Pedro II e introdujeron una forma republicana de gobierno.