Otero, mariano (1817–1850)

Mariano Otero (b. 1817; d. 1850), político mexicano y ministro de gabinete. Oriundo de Guadalajara, Jalisco, Otero estudió derecho allí y se licenció en 1835. Su inteligencia, elocuencia y energía pronto atrajeron la atención de los liberales locales, y en 1841 Otero fue elegido miembro de la Junta de Representantes de los Departamentos. Como diputado por Jalisco al congreso nacional extraordinario de 1842, se opuso a la constitución centralista proyectada. Ese año también publicó uno de los análisis más importantes del trauma postindependencia en México, Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política que se agita en la República mexicana.

Otero creía que México era esencialmente diferente a los países europeos. La aristocracia mexicana no había ejercido jurisdicción civil y no tenía influencia política. La experiencia colonial de México fue un "verdadero despotismo, sin clases intermedias, y este poder [el despotismo colonial] era esencialmente extranjero". Este despotismo creó una sociedad en la que cada corporación, grupo y clase buscaba solo sus propias prerrogativas, lo que hacía imposible una acción política coherente. Otero propuso que la condición de México era el resultado de su desarrollo histórico y destacó las relaciones de propiedad subyacentes como la raíz del problema. El pensamiento de Otero muestra la influencia del socialismo utópico.

Otero escribía con frecuencia para el periódico. El siglo XIX y otras publicaciones periódicas. Después de la revuelta liberal de 1846, regresó al Congreso, donde lideró el esfuerzo por aprobar las Leyes de Reforma, que restauraron la Constitución federal de 1824 con algunas modificaciones. Después de la invasión de Estados Unidos, Otero fue uno de los cuatro diputados en Querétaro que se opusieron al Tratado de Guadalupe Hidalgo. Renunció al Senado en 1848 para convertirse en ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno del presidente José Joaquín de Herrera. Murió en la epidemia de cólera de 1850.