Oficina iraní de asuntos de la mujer

Una oficina creada para mejorar las condiciones de la mujer a través de la educación, la capacitación y la reforma de las leyes que afectan la condición de la mujer.

La Oficina Iraní de Asuntos de la Mujer se creó en diciembre de 1991. La idea de su fundación provino de Marziyeh Seddiqi, una ingeniera iraní educada en Estados Unidos que más tarde se convirtió en la jefa de planificación e investigación de la oficina y miembro del Quinto Parlamento (1996-2000) y de Shahla Habibi, a quien el presidente Hashemi Rafsanjani designó posteriormente como directora de la oficina y su asesora en asuntos de la mujer. Estas dos mujeres habían trabajado en estrecha colaboración, organizando un seminario sobre el tema, pidiendo la cooperación de los ministros del gabinete y presentando el proyecto de creación del buró al presidente. Una rama de la oficina presidencial, el objetivo de la oficina era identificar y mejorar los problemas en la condición de las mujeres y proponer soluciones que elevarían el estatus de las mujeres y promoverían su participación económica, social, cultural y política. Sus proyectos incluyeron trabajos sobre educación y capacitación de mujeres, habilidades de gestión de mujeres, reforma del código civil y la ley de divorcio, envío de estudiantes al extranjero para estudios superiores y creación de un centro de empleo de mujeres y un centro para brindar asesoría legal a las mujeres. Maʿsoumeh Ebtekar, profesora universitaria y editora de un diario de mujeres, Farzaneh, quien en 1997 se convirtió en vicepresidente a cargo de la protección del medio ambiente, estaba a cargo del programa de educación y capacitación de la oficina. La oficina trabajó en estrecha colaboración con el Consejo Superior de la Revolución Cultural, que determina las políticas generales del estado, con el Consejo Social y Cultural de Mujeres (creado en 1987), con los ministros del gabinete y con los miembros del parlamento. Como resultado de esta colaboración, se crearon comisiones u oficinas de mujeres en varios ministerios, los ministros del gabinete nombraron asesoras en asuntos de la mujer y las parlamentarias presentaron varias mociones para mejorar la condición de la mujer. Tras la elección del presidente Mohammad Khatami en 1997, la oficina cambió de nombre y se convirtió en el Centro para la Participación de la Mujer, presidido por Zahra Shojaie.