Mojos

Mojos, región ubicada en las estribaciones y llanuras de los Andes, que se extiende desde el norte hasta el centro sureste de Bolivia, y sus habitantes indígenas. El Río Mamoré atraviesa el centro de la región, conectando sus sabanas tropicales con la cuenca del Amazonas. La región de Mojos, que lleva el nombre de la tribu local, atrajo a sus inhóspitos reinos a numerosos exploradores españoles en busca de El Dorado. Pero su inaccesibilidad, el clima severo, la resistencia local y las disputas entre los exploradores frustraron la mayoría de los esfuerzos de conquista y asentamiento. Sin embargo, cada expedición, ya fuera patrocinada por las autoridades peruanas o liderada por la competencia paraguaya, siguió avanzando, estableciendo puestos de avanzada donde era posible. Hacia 1563, aunque lejos de pacificarse, Mojos se incorporó oficialmente a la Audiencia de Charcas.

Los jesuitas, que entraron en la zona en 1595, obtuvieron mejores resultados que sus homólogos civiles y militares. Persistieron en sus intentos de pacificación y, en 1667, el hermano Juan de Soto estableció contacto amistoso con los Mojos. En 1682, los jesuitas habían fundado la primera de veintiséis misiones. La actividad de los jesuitas en Mojos a menudo se compara con su aclamada y controvertida labor misionera en Paraguay. Con la expulsión de los jesuitas en 1767, la región permaneció relativamente intacta hasta el desarrollo de la industria del caucho a fines del siglo XIX.