Miramón, miguel (1832–1867)

Miguel Miramón (b. 1832; d. 19 de junio de 1867), general conservador mexicano y presidente, ejecutado con Maximiliano. Nacido en la Ciudad de México, Miramón defendió a Chapultepec como cadete en 1847. Como teniente coronel, luchó con Santa Anna en 1854-1855 contra la revolución de Ayutla. Miramán jugó un papel importante en la resistencia de Puebla al gobierno de Comonfort en 1856, por lo que fue encarcelado en abril de 1857. Después de escapar, se convirtió en el principal general conservador en la Guerra Civil de Reforma (1858-1861). Victorioso en Salamanca (10 de marzo de 1858), Barrancas de Atenquique (2 de julio de 1858), Ahualulco (29 de septiembre de 1858) y Estancia de las Vacas (12 de noviembre de 1859), falló dos veces en tomar la sede del gobierno liberal, Veracruz, en la primavera de 1859 y nuevamente en febrero-marzo de 1860.

Fue presidente de la zona conservadora desde el 15 de abril de 1860 hasta su derrota en Calpulalpán el 22 de diciembre. Tras la victoria liberal, se exilió en Europa, pero se negó a participar en la Intervención francesa. Después de regresar a México en julio de 1863, sus relaciones con el mariscal François Bazaine se deterioraron, ya que los comandantes franceses encontraron una vergüenza la presencia de un ex líder conservador. Esta confianza inicial en Maximiliano se evaporó después de que fue enviado a Berlín en noviembre de 1864 para estudiar tácticas de artillería. La ausencia de Miramón (junto con la de Leonardo Márquez) retrasó la formación de un ejército imperialista mexicano.

Contra las súplicas de su esposa, regresó a México a fines de 1866, creyendo que podría salvar el imperio después de la evacuación de las fuerzas francesas. Un rápido ataque a Zacatecas a fines de enero de 1867 casi llevó a la captura de Juárez y sus ministros, pero Mariano Escobedo atrapó a Maximiliano, Miramón y Tomás Mejía en Querétaro, donde en junio de 1867 fueron capturados, juzgados sumariamente y ejecutados. La petición de clemencia de la esposa y los hijos de Miramón fue desatendida por un Juárez implacable.

Aún una figura controvertida, Miramón combinó la habilidad militar con un error de cálculo político. Aunque conservador, no era específicamente monárquico ni imperialista y sigue siendo una figura legendaria para los conservadores.

Bibliografía

José Fuentes Mares, Miramón: El hombre (1985).

Luis Islas García, Miramón: Caballero del infortunio, 2d ed. (1957).

Bibliografía adicional

Galeana de Valadés, Patricia. "Los conservadores en el poder: Miramón." Estudios de Historia Moderna y Contemporánea de México 14 (1991): 67-87.

Villalpando, José Manuel. Miguel Miramón. Mexico City: Planeta DeAgostini, 2003.

                                                Brian Hamnett