Mcqueen, thelma («mariposa»)

(b. 8 de enero de 1911 en Tampa, Florida; d. 22 de diciembre de 1995 en Augusta, Georgia), actriz de personajes legendaria por su papel de la doncella Prissy en la película de 1939 Lo que el viento se llevó.

McQueen era hijo único de un estibador, Wallace McQueen, y de una trabajadora doméstica, Mary Richardson. Abandonada por su padre a la edad de cinco años, Thelma vivió con una tía en Augusta hasta que su madre encontró empleo en Harlem en la ciudad de Nueva York. Asistió a la escuela en Tampa y Augusta y completó su educación secundaria en los suburbios de Babylon en Long Island, Nueva York. Ella desarrolló un interés en la interpretación mientras recita pasajes de la Biblia en la escuela. Estudió brevemente enfermería en la Lincoln Training School en el Bronx, antes de renunciar en 1935 para seguir una carrera en el teatro. Se unió al Youth Theatre Group de Venezuela Jones con sede en Harlem y estudió danza con Katherine Dunham, Geoffrey Holder y Janet Collins.

McQueen hizo su debut en el escenario como parte del Butterfly Ballet en la producción off-Broadway de Venezuela Jones de Balanceando el sueño en 1935. Fue apodada "Butterfly" durante la producción, y el nombre permaneció con ella durante toda su vida. Hizo su debut en Broadway en Nueva York en la producción de George Abbott de Brown Sugar (1937). El programa duró solo cuatro funciones, pero la contribución de McQueen fue revisada favorablemente y Abbott la eligió a continuación. El hermano de la rata (1937) y Qué vida (1938).

Su carrera en la pantalla comenzó en 1939 cuando fue elegida para el papel de Prissy, la doncella de Scarlett O'Hara en Lo que el viento se llevó. Interpretando a una esclava de catorce años, McQueen ofrece una de las frases más famosas de la historia del cine, que se hizo especialmente memorable por su voz aguda y su histeria convincente: "Lawdy Miz Scarlett, no sé nada sobre el nacimiento en ' bebés." El autor Donald Bogle escribió que "Butterfly podría tomar una gran escena y condensarla en el más pequeño de los poemas líricos". Debido a que la película se estrenó en un teatro completamente blanco, McQueen no pudo asistir a la inauguración. Aunque no estaba contenta con interpretar a un personaje tan estereotipado, McQueen se dio cuenta de que estaba participando en una película legendaria que podría abrirle otras oportunidades como actriz. Su aparición en la película le trajo no solo fama, sino también críticas de personas que consideraron el papel degradante. Apareció en una segunda película en 1939, Las Mujeres, que también fue un éxito de taquilla.

Sus apariciones posteriores en la pantalla se basaron, en su mayor parte, en el papel de Prissy; repitió las tontas doncellas de voz chillona en Afectuosamente tuyo (1941) Me Dood Se (1943) Mildred Pierce y Llama de la costa de Berbería (ambos de 1945), y Duelo al sol (1946). Ella también apareció en el musical de 1943 Cabin in the Sky. A fines de la década de 1940, sin embargo, su carrera cinematográfica languidecía, principalmente porque se negó a aceptar más papeles de sirvienta. Dejó Hollywood y regresó a Nueva York, donde asistió a City College, donde tomó cursos de ciencias políticas, español, teatro y danza.

Las décadas de 1950 y 1960 fueron años de escasez para McQueen. Durante un breve período (1950-1952) interpretó a Oriole, el vecino mareado de la serie de televisión. Beulah. En 1951 organizó un espectáculo individual en el Carnegie Hall. En 1956 participó en la fracasada obra de negros El mundo es mi ostra, y en 1957 apareció en el escenario en una producción fuera de Broadway de la comedia de Molière La escuela para esposas y en una producción televisiva del drama bíblico completamente negro de Marc Connelly Las verdes praderas. Mientras tanto, trabajó en varios trabajos no activos como trabajadora de una fábrica, lavaplatos y compañera, entre otros, para mantenerse. Se mudó a Augusta, Georgia, en 1957, donde tuvo su propio programa de radio, abrió un restaurante, tomó un curso de enfermería en la Escuela de Medicina de Georgia y dirigió un club de servicio comunitario para niños negros.

McQueen regresó al escenario de Harlem en el papel de Ora en El toque ateniense en 1964. Su siguiente aparición en el teatro fue en la producción fuera de Broadway de Curley McDimple (1968). Hizo otras dos apariciones en la década de 1960: su propio musical, McQueen y amigosy la producción de Abbott de tres hombres a caballo. En la década de 1970 volvió al cine con un cameo en El Phynx (1970) y un pequeño papel en Amazing Grace (1974). En 1975 fue incluida en el Salón de la Fama de los Cineastas Negros. Ese mismo año, a la edad de sesenta y cuatro años, McQueen recibió una licenciatura en ciencias políticas del City College de Nueva York, la culminación de los cursos que había realizado en varias universidades a partir de 1946. En 1976 organizó su segundo espectáculo de una sola mujer, Remilgado en persona. En 1978 montó un acto en un club nocturno de Nueva York y en 1979 ganó un Emmy por su papel en el especial de televisión para niños. Los siete deseos de Joanna Peabody.

En 1980, McQueen demandó a Greyhound Bus Lines después de ser maltratada por guardias de seguridad que la acusaron de ser una carterista basándose en su apariencia. En la década de 1980 tuvo un pequeño papel en La costa de los mosquitos (1986), papeles en la serie documental de televisión nuestro mundo (1987) y en dos películas para televisión, Las aventuras de Huckleberry Finn (1981) y Polly (1989) y un cameo en la película de Sam Irwin. Tieso (1989). Con la celebración del cincuentenario de Lo que el viento se llevó, McQueen estaba nuevamente en el centro de atención.

“Mi trabajo principal es el trabajo comunitario”, dijo una vez McQueen. "El mundo del espectáculo es solo mi pasatiempo". Sin haberse casado nunca, trabajó como voluntaria en las oficinas de los políticos de la ciudad y se desempeñó como supervisora ​​del patio de recreo en una escuela primaria (PS 153) en Harlem, trabajó por la igualdad racial, los derechos de los animales, la protección ambiental y el embellecimiento urbano. Un ateo que se sentía fuertemente acerca de la separación de la iglesia y el estado, McQueen también era miembro de la Freedom from Religion Foundation.

McQueen murió en el Centro Médico Regional de Augusta el 23 de diciembre de 1995 a causa de quemaduras que cubrían más del 70 por ciento de su cuerpo, que recibió en el incendio de una casa. Su cuerpo fue donado para investigación médica.

En las décadas de 1950 y 1960, McQueen comenzó a rechazar papeles que explotaban los estereotipos raciales, y se volvió públicamente asertiva sobre los derechos de los afroamericanos a una representación "justa" en el cine, una postura valiente que probablemente explica la forma en que su carrera llegó a un punto culminante. paralización virtual durante esa época. Una persona desinteresada cuya integridad a menudo entraba en conflicto con los papeles que le ofrecían, McQueen era una mujer orgullosa e independiente cuya reputación como actriz se centra en su interpretación de la frágil e histérica Prissy en Lo que el viento se llevó.

Una buena fuente de información sobre la carrera de McQueen se puede encontrar en Donald Bogle, Toms, Coons, Mulattoes, Mammies y Bucks: una historia interpretativa de los negros en el cine estadounidense (1973). La mayor parte de la información biográfica sobre McQueen se encuentra en breves entradas en muchas fuentes biográficas, periódicos y revistas. Se pueden encontrar bocetos biográficos más extensos en Biografía negra contemporáneavol. 6 (1994) Enciclopedia de la biografía mundial, 2d ed., Vol. 10 (1998) y Jessie Carney Smith, ed., notables mujeres afroamericanas (1992). El volumen editado por Smith también ofrece un buen análisis de sus papeles en cine y teatro. Una entrevista con McQueen apareció en Personas (1 de diciembre de 1986). Los obituarios están en el Washington Post, Atlanta Daily World, y New York Times (todos el 23 de diciembre de 1995).

Joyce K. Thornton