Machito (1909-1984)

Machito fue uno de los líderes de orquesta destacados durante la época dorada de la música cubana. Nació Francisco Pérez el 16 de febrero (varias fuentes dan su año de nacimiento 1908, 1909 o 1912), de padres cubanos (más tarde eligió usar el nombre Grillo en su lugar). Se dice que nació en Tampa, Florida o La Habana. Ciertamente creció en La Habana en un barrio en el que las tradiciones religiosas y musicales afrocubanas estaban bien arraigadas. Su familia musical lo alentaba a cantar, pero prefería cantar en armonía en lugar de liderar. Sus habilidades con la maraca llevaron a Ignacio Piñeiro a contratarlo como cantante en su Septeto Nacional en 1929, y durante los siguientes años actuó con otros importantes grupos cubanos. Machito conoció a Mario Bauzá en 1931; en 1936 este último se casó con una de las hermanas de Machito.

La carrera de Machito despegó cuando, alentado por Bauzá, se mudó a la ciudad de Nueva York en octubre de 1937. Su evolución musical desde ese punto estuvo fuertemente influenciada por el ambiente neoyorquino, aunque inconfundiblemente cubano. Se convirtió en vocalista principal de varias bandas latinas y grabó con Xavier Cugat y Noro Morales. Influenciado por el orgullo negro ejemplificado por la influencia persistente del Renacimiento de Harlem y el movimiento panafricanista, formó los afrocubanos con Bauzá en 1940. Bauzá atribuyó a Machito el haber introducido la clave en los Estados Unidos. Machito se hizo conocido por sus ingeniosas improvisaciones vocales y también comenzó a escribir canciones. El grupo pronto desarrolló seguidores no solo en el Bronx y Harlem entre las audiencias latinas de clase trabajadora, sino también entre las audiencias blancas en el centro de Manhattan. La banda agregó la conga, que había sido utilizada por Arsenio Rodríguez y otros en Cuba, pero que no había sido utilizada por bandas latinas de Nueva York. Los afrocubanos comenzaron a grabar para Decca Records en 1941. La hermana de Machito, Graciela, se unió a la banda en 1943. La ingeniosa combinación del grupo de instrumentación de jazz y ritmos cubanos los convirtió en una banda extremadamente influyente en una época en la que la música cubana estaba en su apogeo. popularidad en los Estados Unidos. "El matrimonio de la música cubana con el jazz no fue una unión convencional", argumentó Machito. "Fue un matrimonio de amor" (citado en Austerlitz, p. 43).

Machito desarrolló una asociación productiva con el productor de conciertos y discos de jazz Norman Granz. Grabó con muchas de las principales figuras del jazz moderno, incluidos no solo fanáticos de la música latina como Dizzy Gillespie y Stan Kenton, sino también con músicos menos devotos y conocedores de la música como Charlie Parker. Se cree que un concierto de enero de 1947 en el Ayuntamiento de Nueva York, que contó con un cartel doble de Kenton y Machito, fue el primer emparejamiento de este tipo en un escenario de concierto. En marzo de ese año Kenton rindió homenaje a Machito grabando una composición que lleva su nombre. Machito prosperó durante la locura del mambo de finales de los 1940 y principios de los 1950 y tocó en diferentes partes de los Estados Unidos desde Florida hasta California. Curiosamente, aunque su música era popular en Cuba, la banda nunca tocó allí. En la década de 1960, la música cubana ya no era popular en los Estados Unidos. En la década de 1970, Machito tenía un trabajo fijo como asistente social en los barrios latinos de Nueva York. A mediados de la década de 1970 se separó de su antiguo compañero musical Bauzá y formó un octeto. Su carrera comenzó a revivir y aprovechó al máximo el interés europeo por su música. Murió en Londres de una hemorragia cerebral el 15 de abril de 1984, mientras estaba de gira.