M-19

Activo de 1974 a 1990, el grupo guerrillero M-19 fue una rama de la Alianza Nacional Popular (ANAPO) del ex dictador Gustavo Rojas Pinilla; su nombre proviene de la fecha de 1970 en que un fraude electoral supuestamente lo privó de la presidencia. A diferencia del propio Rojas, el M-19 era decididamente izquierdista (aunque no marxista) en su populismo y "antiimperialismo". Sus primeras acciones, bajo Jaime Bateman Cayón (d. 1983), fueron muy teatrales, como el robo de la espada de Simón Bolívar en enero de 1974; el robo de armas en 1979 del depósito principal del ejército; y la toma de la Embajada de la República Dominicana en 1980 fueron puntos culminantes de la visibilidad y el prestigio del grupo. Una tregua con el gobierno en 1984 se derrumbó después de varios ataques a los líderes del M-19 y la continua extorsión por parte de la guerrilla. A fines de 1985, el M-19 sufrió críticas derrotas en el Palacio de Justicia de Bogotá y en el barrio de Siloé de Cali; muchos de los líderes restantes del grupo fueron asesinados. Luego de renovadas negociaciones, el M-19 se desmovilizó a principios de 1990. Esta porción de la Alianza Democrática M-19 ha obtenido un apoyo electoral significativo bajo el liderazgo de Antonio Navarro Wolff, uno de los pocos líderes sobrevivientes del movimiento armado. El grupo operó con éxito como partido político durante diez años, participando en eventos notables como la redacción de la constitución colombiana de 1991. Al mismo tiempo, otros exlíderes, incluidos Ever Bustamante, Rosemberg Pabón (n. 1950) y Luis Alberto Gil se han unido al gobierno dominante del presidente Álvaro Uribe. En 2003, el AD-M-19 había sido absorbido por la coalición del Polo Democrático Independiente y dejó de existir en su anterior encarnación.