Lorentz, pareja

(b. El 11 de diciembre de 1905 en Clarksburg, West Virginia; d. 4 de marzo de 1992 en Armonk, Nueva York), realizador de documentales más conocido por películas producidas bajo el patrocinio de agencias gubernamentales de Estados Unidos durante la década de 1930.

Bautizado como Leonard MacTaggart Lorentz, fue uno de los dos hijos de Pare Hanson Lorentz, impresor, y Alma MacTaggart Ruttencutter, cantante profesional. Desde Clarksburg, la familia se mudó a Buckhannon, West Virginia, donde su padre abrió una imprenta en 1909. Lorentz se graduó de Buckhannon High School en 1922 y se inscribió en Wesleyan College. Un año después se trasladó a la Universidad de West Virginia, donde editó el Moonshine de Virginia Occidental, la revista de humor estudiantil, y fue elegido presidente de la Asociación de Editores Universitarios del Sur. Lorentz dejó la universidad antes de graduarse y en 1925 aceptó un trabajo en la ciudad de Nueva York como editor de la revista especializada. Constructor de ventas de lámparas Edison Mazda. Un año después se fue Edison convertirse en el crítico de cine de Juez revista y asumió el nombre de pila de su padre, Pare.

Preocupado por el control del contenido ejercido en Hollywood por los productores y distribuidores cinematográficos de Estados Unidos, fundado por Will Hays y conocido popularmente como la Oficina Hays, y por los censores cinematográficos en varios estados, Lorentz se unió al abogado Morris L. Ernst para escribir Censurado: la vida privada de las películas (1930). De 1931 a 1932, Lorentz fue crítico de cine de la Diario vespertino de Nueva York y escribió para varias otras publicaciones, incluyendo Vanity Fair, ciudad y país, y McCall. En agosto de 1931 se casó con la actriz Sarah Richardson Bates, que se hacía llamar Sally Bates. La pareja tuvo dos hijos.

Después de que el presidente Franklin D. Roosevelt asumiera el cargo en 1933, Lorentz intentó encontrar fondos para hacer un cortometraje sobre los efectos de la Gran Depresión. Sin éxito, en su lugar recopiló fotografías de noticias, escribió leyendas y texto, y publicó El año Roosevelt: un registro fotográfico (1934).

En 1934, a Lorentz se le ofreció un trabajo escribiendo una columna sindicada, "The Washington Side Show", para King Features, propiedad de William Randolph Hearst. Esto lo llevó a Washington, DC, donde discutió sus ideas para fotografiar los cambios propuestos bajo el New Deal, como la Autoridad del Valle de Tennessee, con conocidos en el Departamento de Agricultura. Uno de ellos fue Rexford Guy Tugwell, quien dirigió la Administración de Reasentamiento. Después de que Hearst despidiera a Lorentz por escribir una columna que apoyaba al Secretario de Agricultura Henry A. Wallace, Tugwell lo contrató como consultor técnico para producir una serie de películas.

El primero de estos fue El arado que rompió las llanuras (1936). Lorentz viajó con un equipo filmando imágenes de las condiciones del tazón de polvo creadas por la sequía y las prácticas agrícolas cuestionables en las Grandes Llanuras. Contrató al eminente compositor y crítico Virgil Thomson para que escribiera la partitura y luego editó la película y escribió una narración. Lorentz tenía la intención de producir una película que no solo informara a la gente, sino que también fuera lo suficientemente convincente como para mostrarse en cines comerciales. A pesar de la oposición de Hollywood, Lorentz logró inscribir la película en el Teatro Rialto de la ciudad de Nueva York. La respuesta popular y crítica favorable llevó a una distribución más amplia en todo el país.

La próxima película de Lorentz, El río (1937), que analizó la vida en el valle del río Mississippi, siguió la fuente del río en Minnesota hasta el golfo de México. Lorentz y su equipo capturaron imágenes de inundaciones dramáticas que demostraron la necesidad de conservación del suelo y control de inundaciones. Una vez más, Virgil Thomson escribió la partitura. Para ganar aceptación por la película, Lorentz la mostró en las comunidades del valle del río desde Nueva Orleans hasta St. Louis y más allá. Luego, después de una exitosa apertura en la ciudad de Nueva York, Paramount Pictures acordó distribuirlo. En 1938 El río fue nombrada mejor película documental en el Festival Internacional de Cine de Venecia. La narración poética, acompañada de fotogramas de la película, se publicó como El río (1938).

Con el apoyo del presidente Roosevelt, en agosto de 1938 se creó el Servicio de Cine de los Estados Unidos para coordinar la distribución y exhibición de películas producidas por agencias gubernamentales. Lorentz fue nombrado jefe de esta organización. Había estado desarrollando ideas para una película sobre el desempleo, pero encontró dificultades de financiación. Cuando CBS le ofreció la oportunidad de producir un programa de radio para el Columbia Workshop, un programa de antología de radio, Lorentz adaptó esas ideas para el guión de radio. Ecce Homo. Una versión cinematográfica nunca se completó.

Mientras tanto, Lorentz comenzó a trabajar en una película para el Servicio de Salud Pública basada en el libro de Paul de Kruif de 1938. La lucha por la vida, detallando los problemas del parto y los desempleados. Queriendo que la película fuera lo más precisa posible, Lorentz envió a los actores que interpretarían papeles clave a entrenar en el Chicago Maternity Center. La mayor parte de la película se rodó allí, y los trabajadores de la clínica y los habitantes de viviendas de Chicago aparecieron a lo largo de la película. La lucha por la vida (1940), primer largometraje de Lorentz, estrenado con buenas críticas. Los derechos de distribución nacional fueron otorgados a Columbia Pictures. La película ganó el premio National Board of Review Award a la mejor película documental.

Lorentz supervisó otras dos producciones de Film Service, Poder y la tierra (1940), dirigida por Joris Ivers, y La Tierra (1941), dirigida por Robert J. Flaherty.

En 1940, la oposición a las películas patrocinadas por el gobierno estaba creciendo. A algunos en Hollywood les molestaba lo que veían como competencia. Algunos miembros del Congreso cuestionaron el uso de fondos gubernamentales para la producción cinematográfica. Para muchos, la creciente preocupación por las tensiones internacionales eclipsó las preocupaciones internas. Después de una serie de audiencias en el Congreso, los fondos para el Servicio de Cine se eliminaron en 1940.

Lorentz volvió a McCall como editor de defensa nacional y trabajó brevemente en cortometrajes en los estudios RKO. En mayo de 1942 aceptó un encargo en el Cuerpo Aéreo de los EE. UU. Y pasó los años de la guerra produciendo películas informativas para pilotos y documentando el trabajo del Comando de Transporte Aéreo. Después de la guerra, Lorentz se desempeñó como jefe de películas, teatro y música en los países ocupados para la División de Asuntos Civiles del Departamento de Guerra, y fue responsable de la película del Departamento de Guerra. Los juicios de Nuremberg (1946).

De regreso en la ciudad de Nueva York, formó Pare Lorentz Associates y se desempeñó como presidente y tesorero desde 1947 hasta 1978, como consultor sobre proyectos cinematográficos y dando conferencias en colegios y universidades. En 1949 se casó con Elizabeth Meyer.

Lorentz recibió varios títulos y premios honoríficos, incluido el Premio al Logro Profesional de la Asociación Internacional de Documentales (1985) y el Premio de Honor del Washington Film Council (1986). Murió de cáncer a los ochenta y seis años en Armonk.

Las proyecciones retrospectivas de las películas de Pare Lorentz en festivales demuestran su contribución al desarrollo del género del cine documental. Si bien se produjeron para informar al público sobre programas gubernamentales específicos durante la era del New Deal, estos documentales presentan un punto de vista claro con respecto a preocupaciones sociales, económicas y ambientales. Su poder de persuasión, sin embargo, proviene del impacto dramático de las imágenes visuales y la sutil integración de la narración poética, la música y el sonido.

La colección de libros, artículos y películas de Pare Lorentz se encuentra en la Biblioteca Polk de la Universidad de Wisconsin en Oshkosh. Sus documentos personales se encuentran en la Biblioteca Franklin D. Roosevelt, Hyde Park, Nueva York. La autobiografía de Lorentz es Moviemaker de FDR: memorias y guiones (1992). Lorentz en la película (1975) contiene notas biográficas y una selección de sus reseñas de películas. La biografía de Robert L. Snyder, Pare Lorentz y el documental (1968), sitúa las películas de Lorentz en un contexto histórico. Erik Barnouw analiza estas películas en Documental: Una historia del cine de no ficción (1983). Un obituario está en el New York Times (5 Mar. 1992).

Lucy A. Liggett