Liebmann, Otto (1840-1912)

Otto Liebmann, el filósofo neokantiano alemán, nació en Löwenberg (Lwowek Slaski), Silesia, y se convirtió sucesivamente en Profesor particular en Tubinga (1865), profesor extraordinario en Estrasburgo (1872) y profesor en Jena (1882). Se desempeñó como voluntario durante el asedio de París en 1870 y 1871 y publicó una memoria de sus experiencias.

En una Festschrift dedicado a Liebmann en su septuagésimo cumpleaños, varios pensadores discutieron los aspectos de su obra que les resultaban de especial interés. Cada uno lo interpretó de manera diferente; por ejemplo, Bruno Bauch destacó los aspectos metodológicos trascendentales, la apertura empírica de Erich Adickes, la visión crítico-metafísica de Wilhelm Windelband. Una crítica tan variada no carecía de fundamento, pues el pensamiento de Liebmann tenía muchas facetas y no evolucionó tanto como oscilaba entre arrebatos impulsivos y gran moderación, pasando de un problema a otro.

En su notable libro temprano, Kant y los epígonos (1865), Liebmann hizo a un lado la filosofía académica de su época y predicó un regreso a Immanuel Kant. Simplificó el pensamiento kantiano y perfeccionó los sistemas post-kantianos. La esencia de la revolución kantiana, afirmó, fue el descubrimiento de lo trascendental, que, sin embargo, debe liberarse de la cabeza muerta de la cosa en sí. El esfuerzo sistemático de los grandes sucesores de Kant fracasó porque el Ego de Johann Gottlieb Fichte, el Absoluto de Friedrich Schiller, el Espíritu de GWF Hegel, los "reales" de Johann Friedrich Herbart y la Voluntad de Arthur Schopenhauer, todos representan la cosa en sí misma, mientras que JF Fries confundió lo trascendental. para lo psicológico. Para Liebmann, la única realidad, inmanente en la conciencia y suficiente, es la experiencia, que es tanto realidad empírica como idealidad trascendental. Pero, ¿podrían desarrollarse de manera inequívoca estas visiones simplificadas?

En un ensayo posterior, Sobre la prueba individual de libre albedrío (1866), Liebmann se ocupó de la libertad de la voluntad, en oposición a Schopenhauer. ¿Estamos, se puede preguntar, en el nivel del ego trascendental o individual al tratar este problema? Reexaminando la pregunta en 1901 (Pensamientos y hechos, Vol. II, pág. 88), lo remitió al particular.

In Sobre la vista objetiva (1869) Liebmann distinguió tres factores en la percepción: el sensible, el intelectual y el trascendente. El factor trascendente en la percepción "es la relación entre un desconocido X y un igualmente desconocido Y, que nos aparece como nuestro cuerpo, y de donde a su vez brotan en nuestra conciencia aquellas cualidades sensitivas que nuestro intelecto transforma, según leyes a priori, en naturaleza perceptible, un fenómeno del mundo material externo "(p. 153) En este trabajo no se elimina la cosa en sí, al contrario, dos cosas en sí mismas:X y Y —Son admitidos.

Las principales obras de Liebmann, Análisis de la realidad (1876) y Pensamientos y hechos (2 vols., 1882-1907), son colecciones de problemas, no sólo en la crítica del conocimiento sino también en Naturphilosophie, psicología, estética y ética. En todos ellos, la autoconciencia reconoce sus límites; pero el agnosticismo resultante es reemplazado por un programa de "metafísica crítica".

A este respecto, Liebmann denunció como ficción doctrinal el ideal neobaconiano (o ídolo) de la experiencia pura, en sí mismo una noción que Liebmann tomó de Richard Avenarius y de la psicología genética evolutiva de Herbert Spencer y otros. Toda experiencia y toda ciencia, afirmaba Liebmann, sólo es posible por medio de ciertas premisas no empíricas, como los principios de identidad real, de continuidad de la existencia, de causalidad o legalidad constante y de continuidad temporal del devenir, o, en general, por medio de formas o principios fundamentales a priori, que constituyen la organización de los poderes cognitivos humanos pero de cuya validez trascendental no se desprende necesariamente en modo alguno su realidad trascendente.

Liebmann distinguió tres tipos de teorías, que buscan principios explicativos en los datos empíricos inmediatos, en hipótesis por las que se deducen los fenómenos, o en realidades metafísicas absolutas. Rechazó el primero y el tercero, y admitió las hipótesis, siempre y cuando los hechos las confirmen. Esto es cierto no sólo para las teorías científicas, sino también para las filosóficas, especialmente para la metafísica crítica como una "discusión estricta de puntos de vista humanos, hipótesis humanas sobre la esencia de las cosas". Liebmann se concentró en las teorías de la ciencia y sus pronunciamientos o supuestos metafísicos. Afirmó, por ejemplo, que el punto de vista biológico es más que una mera postulación de un como si; es una afirmación positiva de entelequías. El darwinismo abunda en problemas metacientíficos y afirmaciones teleológicas; pero ni siquiera el filósofo trascendental puede escapar a los problemas que plantea la naturaleza, con su propia lógica inmanente (Weltlogik ), su causalidad dinámica que logra un aumento de la perfección, aunque sabe que toda hipótesis y sistema es producto del aparato de pensamiento específicamente humano. Un estudio del espacio y el tiempo que Liebmann emprendió para enfrentarse a puntos de vista no euclidianos lo llevó a problemas que le parecieron a Windelband como fantasías ociosas.

Al abordar el problema de la multiplicidad de sujetos, Liebmann desarrolló, pero no profundizó, una distinción entre tres concepciones del yo: el sustrato metafísico, un objetivo nunca alcanzado por la metafísica dogmática; el ego individual, un supuesto tácito de la psicología; y el yo trascendental, sujeto "típico" de la inteligencia de la especie humana y condición fundamental del mundo empírico. El problema del paralelismo psicofísico lo llevó a postular una coincidencia de leyes naturales y lógicas en el plano metafísico de natura naturans, pero no trazó las distinciones metodológicas necesarias para tratar adecuadamente este problema.

Véase también Avenarius, Richard; Darvinismo; Determinismo y Libertad; Fichte, Johann Gottlieb; Filosofía alemana; Hegel, Georg Wilhelm Friedrich; Herbart, Johann Friedrich; Kant, Emmanuel; La Ley natural; Neokantianismo; Schiller, Friedrich; Schopenhauer, Arthur; Windelband, Wilhelm.

Bibliografía

Obras de liebmann

Kant y los epígonos. Stuttgart: Schober, 1865; 2a ed., Berlín: Reuther & Reichard, 1912.

Sobre la prueba individual del libre albedrío. Stuttgart: Schober, 1866.

Sobre la vista objetiva. Stuttgart, 1869.

Al análisis de la realidad. Estrasburgo, 1876; 4a edición ampliada, Estrasburgo: Trübner, 1911.

Sobre la tradición filosófica. Estrasburgo, 1883.

El clímax de las teorías. Estrasburgo, 1884.

Pensamientos y hechos, 2 vols. Estrasburgo, 1882-1901; 2ª ed., Estrasburgo: Trübner, 1899–1904.

Immanuel Kant. Estrasburgo, 1904.

Funciona en liebmann

Meyer, Adolf. Sobre la teoría del conocimiento de Liebmann y su relación con Kant. Jena, Alemania, 1916. Disertación.

Para el 70 cumpleaños de Otto Liebmann. Una publicación conmemorativa in Estudios de borde 15 (1910). Contiene obras de Adickes, Bauch, Hans Driesch, Windelband y otros.

Mariano Campo (1967)

Traducido por Robert M. Connolly