Labriola, antonio (1843-1904)

Antonio Labriola, profesor de filosofía en Roma de 1874 a 1904, fue el primer filósofo marxista italiano. Escribió poco, pero ese poco fue ampliamente publicitado por dos discípulos, Georges Sorel y Benedetto Croce; ejerció su amplia influencia a través de conferencias y debates. Formado como hegeliano en Nápoles, se convirtió en herbartiano, más interesado en la ética y la pedagogía de Johan Friedrich Herbart que en su metafísica. Descubrió el marxismo hacia 1890 e inició una correspondencia con Friedrich Engels que duró hasta la muerte de este último y fue publicada en Lettere a inglés (Roma, 1949). Este descubrimiento del marxismo fue un acontecimiento decisivo en la vida intelectual italiana, pues de él data la introducción de la teoría marxista en la cultura académica italiana, donde todavía ocupa un lugar destacado.

Los artículos de Labriola sobre marxismo, publicados en Italia por Croce y en Francia por Sorel, fueron recopilados por primera vez en francés, como Ensayos sobre la concepción materialista de la historia (París, 1897). Su publicación estableció la reputación internacional de Labriola como expositor del marxismo. Escribió a Sorel diez cartas sobre el tema, publicadas como Hablando de socialismo y filosofía (Roma, 1897). Estos libros fueron la primera exposición del marxismo como filosofía independiente realizada por un filósofo académico. Se han utilizado ampliamente en esfuerzos posteriores para combatir todas las variedades de revisionismo filosófico, ya sea de fuentes neokantianas o positivistas. El "regreso a Labriola", como recomendó Antonio Gramsci y emprendido en Italia desde 1950, ha significado volver a la inocencia original de una filosofía marxista supuestamente pura e independiente, pues Labriola afirmó no ser un pensador original, y menos aún. interesarse en desarrollar o criticar el marxismo. Quería ser simplemente un expositor y sistematizador de una filosofía implícita en la obra de Karl Marx.

La filosofía que encontró en la obra de Marx se parecía mucho a las opiniones hegelianas que Labriola había defendido en controversias con los neokantianos antes de haber oído hablar de Marx. Por ejemplo, sostuvo que el socialismo científico no es una crítica subjetiva aplicada a las cosas, sino la afirmación de la autocrítica que hay en las cosas mismas. La única crítica a la sociedad es la sociedad misma, pues hay una dialéctica objetiva inmanente en la historia, que progresa por contradicciones. El socialismo ya no era una aspiración o un proyecto (una visión que pronto revivirán los revisionistas neokantianos); fue el resultado inevitable de las contradicciones actuales en la sociedad capitalista. Labriola enfatizó el estatus "científico, objetivo" de estas afirmaciones, en contraste con meras filosofías de la historia, que descartó como ideología. El materialismo histórico no era una filosofía, sino simplemente un método de investigación, un hilo conductor como la hipótesis darwiniana.

Labriola, Croce y Sorel fueron apodados la Santísima Trinidad del marxismo latino, pero el profesor romano llegó a sentir que sus hijos espirituales estaban "yendo demasiado lejos" en su desarrollo y crítica de la doctrina. Carecían de esa ortodoxia inflexible de la que Labriola es el primer ejemplo eminente de la tradición marxista, y desencadenaron la polémica revisionista. Esa disputa estalló simultáneamente en varios países, aunque Croce dio prioridad a sus escritos y a los de Sorel. En todo caso, Eduard Bernstein en Alemania, Sorel en Francia, Croce y Saverio Merlino en Italia, TG Masaryk en Praga y los fabianos en Inglaterra se basaron libremente en el trabajo de los demás, y Labriola se vio citado y confundido con los "herejes . " En una disputa célebre, rompió públicamente con Croce y Sorel, diciendo que el revisionismo era una conspiración internacional organizada por "espías-policías científicos", tal vez la primera aparición de una terminología filosófica que se conocería más tarde. Labriola nunca más volvió a escribir sobre marxismo. Sus primeras obras menores, que incluyen una Sócrates, han sido publicados por Croce (Bari, 1909) pero tienen poca importancia.

Véase también Filosofía continental; Croce, Benedetto; Engels, Friedrich; Gramsci, Antonio; Herbart, Johann Friedrich; Materialismo histórico; Marx, Karl; Filosofía marxista; Garrigue; Neokantianismo; Sorel, Georges.

Bibliografía

Obras de labriola

Ensayos sobre la concepción materialista de la historia. Traducido por CH Kerr. Chicago: Kerr, 1904.

Socialismo y Filosofía. Traducido por E. Untermann. Chicago: Kerr, 1907.

Obras, 3 vols. Editado por L. Dal Pane. Milán: Feltrinelli, 1959.

Funciona en labriola

Bellamy, Richard. "Antonio Labriola". En Teoría social italiana moderna: ideología y política desde Pareto hasta el presente. Stanford, CA: Stanford University Press, 1987.

Bruzzo, S. El pensamiento de Antonio Labriola. Bari, 1942.

Dal Pane, L. Antonio Labriola: vida y pensamiento. Roma, 1935.

Diambrini Palazzi, S. El pensamiento filosófico de Antonio Labriola. Bolonia: Zanichelli, 1923.

Kolakowski, Leszek. "Antonio Labriola: un intento de una ortodoxia abierta". En Principales corrientes del marxismo, Vol. 2. Traducido por PS Falla. Oxford: Oxford University Press, 1982.

Plejánov, G. "La concepción materialista de la historia". Novoye Slovo (Septiembre de 1897). También publicado por separado. New York: International, 1940. Originalmente escrito como una reseña de Labriola's Ensayos

Neil McInnes (1967)

Bibliografía actualizada por Philip Reed (2005)