Koffka, kurt (1886-1941)

Kurt Koffka, uno de los tres fundadores del movimiento Gestalt en psicología, nació en Berlín. En 1903 fue a la universidad para estudiar filosofía, y se dice que tenía un interés especial en Immanuel Kant y Friedrich Nietzsche en ese momento. En 1904 se trasladó a Edimburgo y, en los años siguientes, su interés por la psicología se hizo cada vez más fuerte. Poco después de recibir su doctorado en Berlín en 1908, se trasladó a Würzburg, donde se desempeñó como asistente de Oswald Külpe y Karl Marbe. En 1910-1911 enseñó en la Academia de Fráncfort del Meno, y fue durante este período, como resultado de las deliberaciones conjuntas de Max Wertheimer, Wolfgang Köhler y él mismo, cuando comenzaron a surgir las nociones centrales de la teoría de la Gestalt. En 1911, Koffka se convirtió en profesor en la Universidad de Giessen, y desde 1919 hasta aproximadamente 1927 fue profesor asistente.

La década de 1920 vio la fundación de Investigación psicológica, revista en la que se publicaron originalmente varios de los artículos originales sobre la teoría de la Gestalt, y del que Koffka fue durante muchos años el editor. Durante esta década viajó extensamente: una visita a Oxford para el Congreso Internacional de Psicología en 1923 resultó en un reconocimiento de la teoría de la Gestalt mucho más amplio de lo que había sido posible hasta ahora, y en los años siguientes fue profesor invitado en Cornell, Chicago y Wisconsin. En 1927 estableció su residencia permanente en los Estados Unidos, después de haber aceptado una cátedra en Smith College, Northampton, Massachusetts. En 1932, por invitación del Instituto Estatal de la URSS, se unió a una expedición a Uzbekistán para realizar una investigación etnopsicológica, pero en una etapa temprana se vio obligado a regresar debido a una enfermedad. Permaneció intelectualmente activo hasta su muerte. Se dice que fue una persona de considerable bondad y encanto, con amplios intereses que incluían la música, el arte y los viajes. Su amistad con Wertheimer y Köhler fue de por vida.

Separar las contribuciones distintivas de Koffka de las de Wertheimer y Köhler no es fácil, ya que cada una fue influenciada considerablemente por las otras dos. De Koffka El crecimiento de la mente fue un intento de aplicar los principios de la Gestalt a la psicología infantil, mientras Principios de la psicología de la Gestalt fue un relato completo de una amplia gama de trabajos psicológicos hasta 1935, con una detallada discusión teórica. Una de sus afirmaciones centrales fue que es posible tomar en serio los avances de la ciencia sin dejar de encontrar un lugar para los conceptos de significado y valor; de hecho, las investigaciones científicas mismas sufren si uno no lo hace. Un materialismo agresivo o conductismo le era bastante extraño, pero la alternativa para Koffka era un nuevo enfoque, utilizando el concepto de Gestalt, en lugar de un retorno al vitalismo o al dualismo cartesiano. En un interesante pasaje de Principios de la psicología de la Gestalt llamó la atención sobre la diferencia en el clima intelectual entre Alemania y América. Las ideas más abstractas y especulativas, en las que estaban interesados ​​muchos eruditos alemanes, tuvieron que mantenerse en un segundo plano cuando se presentó la teoría de la Gestalt a los estadounidenses, cuya "alta consideración por la ciencia, precisa y terrenal" fue acompañada por "una aversión, a veces bordeando el desprecio, por la metafísica que trata de escapar del tumulto de los meros hechos hacia un reino más elevado de ideas e ideales "(p. 18).

Contribuciones filosóficamente interesantes encontradas en Principios de la psicología de la Gestalt incluir la distinción entre los entornos geográficos y conductuales, una discusión de los criterios mediante los cuales las "cosas" en el ambiente conductual se distinguen de las "no-cosas" y un intento de restablecer el concepto de ego. El entorno conductual es, en efecto, el mundo percibido, el mundo de la experiencia del sentido común, mientras que el entorno geográfico es el mundo estudiado por el científico físico. Hay características en el entorno geográfico (como los rayos infrarrojos) que en circunstancias normales no están presentes en el entorno conductual, mientras que hay características en el entorno conductual (por ejemplo, el hecho de que dos líneas se agrupan cuando alguien las mira ) que no tienen contrapartida directa en el entorno geográfico. Ejemplos de "cosas" son palos, piedras, nubes y algunos tipos de niebla; casos marginales son las olas, las palabras y los ruidos, mientras que "una niebla que hace que nuestro trasatlántico reduzca la velocidad y haga sonar su punzante cuerno no es nada parecido a una cosa, tan pequeña como la niebla de la que salimos cuando escalamos una montaña" ( ibíd., pág.70). Las tres características de las cosas son "delimitación conformada, propiedades dinámicas y constancia". En cuanto al ego, "tiene un lugar muy definido en ese mundo [conductual], y bien definidos, aunque con límites variables ... 'Al frente', 'a la izquierda y a la derecha', 'detrás' y 'arriba y debajo "están las características del espacio que posee con respecto a un objeto que sirve como el origen del sistema de coordenadas espaciales" (ibid., p. 322). En este caso, la ciencia misma se empobrece seriamente si simplemente se ignora el concepto del yo. El estudio (a veces llamado fenomenología) de cómo aparece el mundo en el nivel del sentido común es lógicamente independiente, según el punto de vista de Koffka, de cualquier nuevo descubrimiento en física sobre lo que "realmente" está sucediendo.

Muchos de los problemas que planteó Koffka son de interés filosófico actual y, como psicólogo, se encuentra entre los más grandes de su generación.

Véase también Dualismo en la filosofía de la mente; Teoría de la Gestalt; Kant, Emmanuel; hler, Wolfgang; lpe, Oswald; Nietzsche, Friedrich; Vitalismo.

Bibliografía

Obras de koffka

Además de numerosos artículos publicados en revistas, los trabajos de Koffka incluyen Principios de la psicología de la Gestalt (Nueva York: Harcourt Brace, 1935); El crecimiento de la mente, traducido por RM Ogden (Londres: Routledge y Kegan Paul, 1924); "Desarrollo mental", en Psicologías de 1925, editado por Carl Murchison (Worcester, MA: Clark University, 1928), págs. 129-143; y "Algunos problemas de la percepción espacial", en Psicologías de 1930, editado por Carl Murchison (Worcester, MA: Clark University, 1930), págs. 161-187. Consulte también "Percepción: una introducción a la Teoría de la Gestalt. " Boletín psicológico 19 (1922): 531–585; "Problemas en la psicología del arte", en Arte: un simposio de Bryn Mawr (Bryn Mawr, PA: Bryn Mawr College, 1940).

Trabajos secundarios

Para discusiones sobre el trabajo de Koffka, vea GW Hartmann, Psicología Gestalt; Una encuesta de hechos y principios (Nueva York: Ronald Press, 1935). Consulte la bibliografía de la entrada de la Teoría de la Gestalt para trabajos que discuten la psicología de la Gestalt en su conjunto.

Fuentes adicionales

Arnheim, R. "Las dos caras de la psicología de la Gestalt". Psicóloga americana 41 (1986): 820 – 824.

Ceniza, Mitchell G. Psicología Gestalt en la cultura alemana 1890-1967: holismo y la búsqueda de la objetividad. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1995.

Harrower, Molly. Kurt Koffka, un autorretrato involuntario. Gainesville: University Press of Florida, 1983.

Petermann, Bruno. La teoría de la Gestalt y el problema de la configuración. Traducido por Meyer Fortes. Nueva York: Harcourt Brace, 1932.

Smith, Barry, ed. Fundamentos de la teoría de la Gestalt. Munich: Filosofía, 1988.

TR millas (1967)

Bibliografía actualizada por Alyssa Ney (2005)