Kalon

Kalon : el neutro del adjetivo griego kalos, hermosa, fina, también admirable, noble; acompañado del artículo definido (a kalon ), por ejemplo, este hermosa (o belleza). En la cultura griega, lo que es Kalon es típicamente el objeto de Eros, amor apasionado o romántico, y en la literatura (y el arte) (dominado por los hombres), el término se aplica predominantemente a los hombres alrededor de la edad de la pubertad. Platón se apropia del Kalon (junto con el bien y el justo) como objeto clave para el esfuerzo y la comprensión del ser humano en general, descubriendo en él, junto con el bien, una de las propiedades del universo y de la existencia; Eros mismo, en Platón, se transforma de una especie de amor en amor o deseo tout court, para lo que sea verdaderamente deseable y bueno (para el agente humano). Ver especialmente su Simposio, PHAEDHUS (Hipias mayor, posiblemente no por Platón, representa un intento fallido de definir la Kalon ). Lo verdaderamente bello, o fino, es idéntico a lo verdaderamente bueno, y también a lo verdaderamente placentero, como lo es para Aristóteles (Ética eudemia I.1, 1214a1–8). El buen hombre aristotélico actúa "por el bien de la multa (a kalon ) "(Ética a Nicómaco IV.2, 1122b6-7), una idea que a veces se utiliza como base para atribuir a Aristóteles una visión cuasi-kantiana del agente ideal como actuando moralmente, incluso —si surge la ocasión—altruistamente, en lugar de actuar por su propio bien o placer. Frente a esto, debemos tener en cuenta el trato que dio Aristóteles a su buena persona como amante de si mismo, alguien que busca una parte desproporcionada de la multa por sí mismoNE IX.8, 1169a35 – b1), aunque puede conceder voluntariamente su parte a un amigo (NE IX.8, 1169a32–34). Esto es coherente con el deseo de Aristóteles de tratar lo bello (o lo admirable) como parte en sí misma —la parte más importante— del bien humano; y de hecho, al final parece reconocer sólo dos objetos de deseo, el bueno y el agradable (NE VIII.2, 1155b18–21; cf. p.ej EE VII.2, 1235b18-23). En este contexto el agradable incluirá solo aquellos placeres que no son en fin y bueno. Para este movimiento podemos comparar el de Platón Gorgias (474C – 475D), donde Sócrates reduce en fin a bueno agradableo un en. La filosofía griega posterior comercia, aunque a veces modifica, este complejo de ideas, que también forma la base para el análisis de la belleza en la literatura o en las artes visuales.

Véase también Aristóteles; Belleza; Bueno, el; Platón; Placer; Sócrates.

Bibliografía

Aristóteles. Ética eudemia. En Las obras completas de Aristóteles, editado por Jonathan Barnes. Princeton, Nueva Jersey: Princeton University Press, 1984.

Aristóteles. Ética a Nicómaco. Traducido por Christopher Rowe. En Aristóteles: Ética a Nicómaco, editado por Sarah Broadie y Christopher Rowe. Oxford: Oxford University Press, 2002.

Platón. Gorgias. En Platón, Obras completas, editado por John M. Cooper. Indianápolis: Hackett, 1997.

Platón. Hipias mayor. En Platón, Obras completas, editado por John M. Cooper. Indianápolis: Hackett, 1997.

Platón. Lisis. Traducido por Christopher Rowe. En Lisis de Platón, editado por Terry Penner y Christopher Rowe. Estudios de Cambridge en los Diálogos de Platón. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 2005.

Platón. Faedro. Traducido por Christopher Rowe. Harmonds-worth: Penguin Books, 2005.

Platón. simposio. Traducido por Christopher Rowe. En su Platón: Simposio. Warminster / Oxford: Aris & Phillips / Oxbow Books, 1998.

Christopher Rowe (2005)