Ibn zadik, joseph ben jacob (m. 1149)

Joseph ben Jacob ibn Zaddik, al igual que otros filósofos judíos de corte neoplatónico, como Yehuda Halevi y Abraham ibn Ezra, fue poeta, filósofo y legista. Muy pocos de sus poemas sobreviven, y aunque fue muy elogiado como talmudista y sirvió durante los últimos once años de su vida (1138-1149) como juez (Dayyan ) de la comunidad judía de Córdoba, no parece haber escrito ningún trabajo jurídico sistemático. Su obra filosófica, en la que descansa su principal reputación, fue escrita originalmente en árabe, pero el original ya no se conserva; una traducción hebrea, bajo el título Olam Katon (El microcosmos), se distribuyó en manuscrito durante la Edad Media, pero no se imprimió hasta mediados del siglo XIX.

La tesis general del trabajo de Joseph ibn Zaddik es que, dado que la naturaleza del hombre duplica en forma reducida la naturaleza del universo, el conocimiento del yo proporciona una clave para todo conocimiento. No es necesario estudiar las ciencias especiales. El estudio del hombre, el microcosmos, conducirá a la comprensión del universo, el macrocosmos.

De Ibn Zadik Olam Katon, en cumplimiento de este programa, desarrolla en su primera parte una base metafísica para la teoría del hombre como microcosmos. Aquí el autor mostró conocimiento tanto de la tradición platónica como de la aristotélica en la forma en que fueron mantenidas por los filósofos musulmanes. La segunda parte del trabajo analiza la naturaleza física y psicológica del hombre; afirma una correspondencia punto por punto entre la naturaleza humana y la física del universo. En la tercera parte, Ibn Zadik se centró en cuestiones teológicas, en particular la cuestión de la unidad divina. Su discusión teológica incluye una prueba de la creación a partir de la finitud del mundo: donde hay creación, debe haber un Creador; por tanto, Dios existe. El filósofo era consciente de las dificultades que presentaba una doctrina ingenua de los atributos divinos y las resolvió negando a los atributos un carácter positivo. La cuarta y última división del trabajo, siguiendo el modelo establecido por los filósofos musulmanes, está dedicada a la justicia de Dios y las implicaciones del gobierno divino del universo para los deberes del hombre. Ibn Zadik estaba firmemente comprometido con la creencia en el libre albedrío humano; creía que un hombre debía usar su libertad para imitar la bondad de Dios y buscar su conocimiento. El éxito o el fracaso al hacerlo conduce a una recompensa o un castigo en la vida futura, pero las recompensas y los castigos aparentes en este mundo son simplemente sucesos naturales y no deben entenderse como indicaciones de favor o desagrado divino.

Véase también Aristotelismo; Determinismo y Libertad; Halevi, Yehuda; Filosofía judía; Macrocosmos y microcosmos; Platonismo y tradición platónica.

Bibliografía

Obras de ibn zaddik

El microcosmos. Traducido por J. Haberman. Londres: Associated University Press, 1954.

Funciona en ibn zaddik

Samuelson, N. "Aristotelismo judío medieval: una introducción". En Historia de la filosofía judía., editado por D. Frank y O. Leaman. Londres: Routledge, 1997.

JL Blau (1967)

Bibliografía actualizada por Oliver Leaman (2005)