Herrerismo

Herrerismo, movimiento político del Partido Blanco (Nacional) de Uruguay, organizado en torno a la figura de Luis Alberto de Herrera (1873-1959). El movimiento se distinguió por el paternalismo conservador y populista, la devoción a su héroe y el nacionalismo. Fue la fuerza política más importante del Partido Blanco entre 1920 y 1960.

Herrera luchó en las guerras civiles del país en 1897 y 1904. Con la derrota de Aparicio Saravia en 1904, el Partido Blanco hizo su entrada definitiva en la política electoral. Herrera fue el artífice de esta transición, en la que el viejo partido intercambió "espadas por votos". El herrerismo jugó un papel clave en el plebiscito que derrotó al batllismo en 1916 y fue la principal fuerza que se opuso al gobernante Partido Colorado en 1922, 1926, 1930, 1942, 1946 y 1950.

En 1933 el movimiento apoyó el golpe de Gabriel Terra y fue un aliado principal de su régimen. El herrerismo simbolizó la existencia de un partido conservador popular y el sistema de Coparticipación entre Blancos y Colorados. Aliado del líder ruralista Benito Nardone, el movimiento triunfó en las elecciones generales de 1958. Al año siguiente, Herrera murió mientras se oponía abiertamente a su ex aliado Nardone. No fue sino hasta 1989 que el herrerismo se reagrupó con el sobrino nieto de Herrera Alberto Lacalle De Herrera, cuyas opiniones neoconservadoras / neoliberales ganaron a la mayoría de su partido y triunfaron en las elecciones nacionales.