García márquez, gabriel (1927–)

Gabriel García Márquez (nacido el 6 de marzo de 1927) es el novelista y cuentista más conocido de Colombia. Los dos años más importantes de la carrera de García Márquez son 1967, cuando su obra maestra Cien años de soledad (mil novecientos ochenta y dos; Cien años de soledad, 1970) le dio fama de la noche a la mañana, y 1982, cuando recibió el Premio Nobel de Literatura.

García Márquez nació en Aracataca, un pueblo cercano a la costa atlántica, donde pasó los primeros ocho años de su vida. Sus estudios de derecho en la Universidad Nacional de Bogotá fueron interrumpidos en 1948 por El Bogotazo, un estallido de violencia desencadenado por el asesinato de un político popular. Cerraron la universidad y García Márquez regresó a la costa atlántica, donde trabajó durante varios años como periodista. La relación simbiótica entre su periodismo y su ficción es una de las señas de identidad de gran parte de su obra. Un ejemplo temprano es la novela Relato de un náufrago (mil novecientos ochenta y dos; La historia de un marinero náufrago, 1986), resultado de las entrevistas que mantuvo con un joven marino colombiano que pasó diez días en una balsa luego de ser arrastrado por la borda en el Caribe. La gente, el paisaje y la atmósfera de la costa de Colombia son un aspecto importante del trabajo de García Márquez. Muchas de sus novelas y cuentos están ambientados en los pueblos costeros de Colombia, retratados a través del mítico pueblo de Macondo o ambientados en la ciudad colonial de Cartagena.

In 1954 García Márquez published his first novel, La hojarasca (Leaf Storm, 1972), cuya trama y estilo recuerdan a William Faulkner Mientras yacía muriendo (1930). Seis años después, habiendo vivido como periodista en Europa, Caracas y Nueva York, publicó su novela El coronel no tiene quien le escriba (mil novecientos ochenta y dos; Nadie le escribe al coronel, 1968). Es el retrato magistral de un ex-militar anciano y pobre que espera su pensión mientras espera que su gallo de pelea gane una fortuna en un próximo concurso. Este volumen escasamente escrito (se detecta la influencia de Hemingway) se ve reforzado por veladas alusiones a un sangriento conflicto civil (La Violencia, un período de violencia civil en Colombia) y por el buen humor pero tenaz protagonista, que encarna la lucha del pueblo colombiano contra la opresión. .

García Márquez se mudó a México en 1961 y al año siguiente publicó Los funerales de la mamá grande (mil novecientos ochenta y dos; El funeral de Big Mama, 1979), una colección de ocho cuentos que dramatizan las realidades políticas y sociales de Colombia. En 1965, después de varios años de bloqueo del escritor, el autor conducía a Acapulco cuando imaginó un mundo ficticio que se había esforzado por crear durante más de una década. Dieciocho meses después, salió de su estudio con el manuscrito de Cien años de soledad. Esta novela, quizás la segunda mejor (después de Don Quijote) jamás escrito en español, cuenta la historia de Macondo (el Aracataca nativo del autor) desde la génesis hasta el apocalipsis. Siete generaciones de la familia Buendía, protagonistas principales de la saga, se encuentran atrapadas en la totalidad de la experiencia humana, desde lo histórico y lo mítico hasta lo cotidiano, lo fantástico, lo trágico, lo cómico y lo absurdo. Las principales secciones de la novela, que ha sido vista como una reescritura de la historia diseñada para refutar las mentiras oficiales, tratan sobre las guerras civiles colombianas del siglo XIX, el boom bananero y el imperialismo gringo.

Poco después de la publicación de Cien años de soledad, García Márquez se trasladó a Barcelona para escribir El otoño del patriarca (mil novecientos ochenta y dos; El otoño del patriarca, 1976). Este retrato de un dictador latinoamericano prototípico representa un atrevido experimento en el uso del lenguaje poético y la técnica literaria, lo que explica en parte por qué a menudo se considera el logro más significativo del autor hasta la fecha. La novela también es un ejemplo del profundo interés del autor por denunciar la injusticia política y social no solo en Colombia sino en toda América Latina. El protagonista encarna todos los males del despotismo, pero igualmente importante es la soledad que le impone el poder absoluto que ejerce. Como su predecesor, El otoño del patriarca está salpicado de humor y fantasía, pero su estilo divagante y sus cambiantes puntos de vista lo hacen mucho más exigente para el lector.

Continuando con el deseo de García Márquez de analizar las raíces de la injusticia social en América Latina, su próxima novela presenta un estudio de la violencia irracional y el asesinato injusto. Crónica de una muerte anunciada (mil novecientos ochenta y dos; Crónica de una muerte anunciada, 1982) registra el testimonio de testigos del asesinato de Santiago Nasar, joven acusado de seducir a Ángela Vicario antes de su matrimonio. Cuando, en su noche de bodas, el esposo de Ángela descubre que ella no es virgen, la devuelve a sus padres. A la mañana siguiente, sus hermanos gemelos matan a Nasar en la puerta de su casa. Una fascinante mezcla de periodismo e historia policial, la novela condena implícitamente no solo a la Iglesia católica, sino también al primitivo código de honor respaldado por los ciudadanos de la ciudad.

Dos de las novelas posteriores de García Márquez se basan en documentación histórica y geográfica para enriquecer el escenario y la trama. El cupido y los tiempos del cólera (mil novecientos ochenta y dos; El amor en los tiempos del cólera, 1988) describe Cartagena entre 1870 y 1930, una época en la que la decadente ciudad histórica estuvo plagada de una serie de epidemias. La acción se centra en el proceso de envejecimiento de los protagonistas, dos de los cuales, Fermina Daza y Florentino Ariza, siguen el modelo de los padres del autor. Los críticos han descrito esta novela como una de las mejores historias de amor jamás escritas. El protagonista de El general en su laberinto (mil novecientos ochenta y dos; El general en su laberinto, 1990) es Simón Bolívar, el libertador de gran parte de América del Sur. En mayo de 1830, mortalmente enfermo y desilusionado por sus infructuosos esfuerzos por unir el continente bajo un solo líder, Bolívar viajó por el río Magdalena desde Santa Fe de Bogotá hasta la costa atlántica, con la esperanza de pasar los años que le quedaban en Europa. Murió poco después de llegar a la ciudad portuaria de Santa Marta. Aunque la acción en primer plano es un relato lineal del arduo viaje de Bolívar a su tumba, numerosos flashbacks evocan vestigios de su vida, moldeando un intrincado laberinto de recuerdos, sueños y alucinaciones.

En 1992 García Márquez publicó Doce cuentos peregrinos (Strange Pilgrims, 1993) y en 1994 Del amor y otros demonios (Of Love and Other Demons, 1995). El primero es una colección de cuentos sobre latinoamericanos que viven en Europa; esta última, una novela, está ambientada en una ciudad costera colombiana durante el siglo XVIII. Basada en una leyenda, narra la extraña historia de una joven, Sierva María de Todos los Ángeles, que es mordida por un perro rabioso, se enamora de un sacerdote y finalmente muere en un convento durante el exorcismo ordenado por la Inquisición. . Este episodio final, además de las vívidas descripciones de la decadencia y la pobreza, dramatiza el impacto negativo del colonialismo español.

García Márquez Memorias de mis putas tristes (mil novecientos ochenta y dos; Recuerdos de mis putas melancólicas, 2005) fue su primera obra de ficción en aparecer en diez años. La novela cuenta la historia de un anciano excéntrico y solitario que decide celebrar sus noventa años regalándose una noche en un burdel con una joven virgen. Una vez que la conoce, se encuentra a punto de morir, no de vejez, sino de amor. La novela narra sus aventuras sexuales, por las que siempre pagó, sin imaginar nunca que así descubriría el amor verdadero.

Con sus amplios lienzos literarios entrelazados de mitos y fantasía, García Márquez rescató la novela contemporánea de sus rígidas leyes de la lógica. En su totalidad, su obra describe la cruda realidad de un continente subdesarrollado y desgarrado por conflictos universalizado por los elementos humanistas de la imaginación desenfrenada y la percepción estética. García Márquez es uno de los escritores de ficción más admirados del mundo. El resultado final de su prodigiosa empresa es una visión original y completa de la experiencia humana.