Fuerza expedicionaria brasileña (feb)

Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB), una unidad que sirvió en Italia con el Quinto Ejército del general estadounidense Mark Clark desde agosto de 1944 hasta mayo de 1945 en la campaña aliada contra los nazis alemanes y los fascistas italianos. Dirigida por el general João Batista Mascarenhas de Morais, la Força Expedicionária Brasileira, como se conocía a la unidad en su país de origen, estaba integrada por 25,334 oficiales y hombres, de los cuales alrededor de mil quinientos fueron bajas. El 15 de septiembre de 1944, el Equipo de Combate del Sexto Regimiento (São Paulo) entró en la línea al norte de Pisa, cerca del Valle Serchio, y avanzó hacia el norte cuando los alemanes se retiraron a la Línea Gótica. Para octubre solo quedaba la Primera División después de que otras dos fueran canceladas por el presidente Getúlio Vargas. Primera Infantería, Sampaio (Río de Janeiro), XI Infantería (Minas Gerais), Artillería Divisional (Río y São Paulo), Noveno Batallón de Ingeniería (Mato Grosso), Segundo Escuadrón Motorizado de Reconocimiento (Río) y Primer Batallón Médico (Río y São Paulo). São Paulo) se desplegaron al sur de Bolonia, en el Valle de Reno, delante del cual se encontraba Monte Castelo, una posición clave en la Línea Gótica. La FEB lanzó cuatro asaltos infructuosos contra Monte Castelo entre el 24 de noviembre y el 12 de diciembre de 1944. Después de diez semanas más frías y agotadoras, un quinto ataque, el 21 de febrero de 1945, tuvo éxito. La FEB siguió adelante con la Décima División de Montaña de Estados Unidos y en abril recibió la rendición de tres divisiones italianas y la 148.a División de Granaderos Alemana. Luego, los brasileños avanzaron hacia el valle del Po y luego hacia la frontera francesa.

Desconfiado de esta fuerza verdaderamente nacional y probada en combate, Vargas la disolvió a su regreso a Brasil en julio de 1945 e ignoró al general Mascarenhas. El Jefe de Estado Mayor, el coronel Floriano de Lima Brayner, fue enviado de regreso a Italia para cuidar el cementerio brasileño de Pistóia, y los oficiales subalternos fueron destinados a guarniciones interiores aisladas. Sin embargo, muchos de los oficiales de personal y de línea (en adelante llamados Febianos) posteriormente alcanzó prominencia, especialmente durante la revolución de 1964 contra el presidente João Goulart, tras la cual el Jefe de Operaciones Humberto Castello Branco ocupó la presidencia (1964-1967). Los partidarios del levantamiento incluyeron al Jefe de Inteligencia Amaury Kruel, que comandaba el poderoso Segundo Ejército (São Paulo), y al Oficial de Enlace del Estado Mayor Carlos de Meira Matos, quien encabezó la columna de Minas Gerais contra Brasilia. Henrique Batista Duffles Teixeira Lott, oficial del interior de la FEB con sede en Brasil, se desempeñó como ministro de Guerra (1954-1960) y fue candidato presidencial (1960), y el coconspirador Artur da Costa e Silva en realidad se desempeñó como presidente (1967-1969).

Los oficiales de línea João Segadas Vianna y Jurandir Mamede fundaron la Cruzada Anticomunista. El coronel de infantería legalista Nélson de Melo se desempeñó como ministro de Guerra (1961-1962), pero luego rompió con Goulart y se unió a la conspiración. Raimundo Ferreira de Souza dirigió su regimiento Sampaio contra el gobierno de Goulart. Ernesto Geisel asumió la presidencia (1974-1979). El 29 de octubre de 1945, el comandante de artillería de la FEB, Oswaldo Cordeiro de Farias, entregó el ultimátum militar a Vargas, provocando su dimisión. Los Febianos Cordeiro de Farias y César Obino también fueron fundamentales en la fundación de la Escola Superior Da Guerra (Escuela Superior de Guerra), en 1949. Muchos febianos se hicieron amigos rápidamente con el oficial de enlace estadounidense Vernon A. Walters, más tarde agregado de defensa estadounidense en Brasil (1962). –1967). Así, las amistades forjadas en los campos de batalla italianos de la Segunda Guerra Mundial afectaron a Brasil a partir de 1945.