Frente de acción popular

Una alianza política de izquierda, el Frente de Acción Popular se formó en 1956. La coalición estaba compuesta por socialistas, socialistas populares, laboristas, los partidos Democrático y Democrático del Pueblo, así como los comunistas proscritos. El FRAP representó la primera vez que los socialistas y comunistas, a quienes se les permitió regresar a la vida pública en 1958, formaron una unidad cohesionada. El candidato presidencial del FRAP en 1958, Salvador Allende Gossens, pidió el empoderamiento de los trabajadores, la nacionalización de las industrias básicas y las instituciones financieras del país, la reforma agraria y la adopción de una política exterior neutralista, si no abiertamente antiamericana.

Aunque Allende perdió ante Jorge Alessandri Rodríguez, el candidato conservador, la popularidad del FRAP aumentó. Debido a los cambios en la ley electoral, a la coalición le fue bien en distritos predominantemente agrícolas. Así, el FRAP ganó el 31 por ciento del voto popular en la contienda del Congreso de 1961, duplicando virtualmente sus escaños en la Cámara de Diputados y aumentando, en un 50 por ciento, su poder en el Senado; tres años después, el FRAP obtuvo casi el 40 por ciento de los votos.

En 1964, el FRAP nuevamente nominó a Allende, quien abogó por extender el sufragio, aumentar los beneficios sociales y pedir que el estado asumiera un papel más activo en el desarrollo de la economía. Eduardo Frei Montalvo, el candidato demócrata cristiano, derrotó fácilmente a Allende, quien perdió las ciudades densamente pobladas de Santiago y Valparaíso, así como las áreas rurales. Aunque el FRAP se disolvió en 1969, constituyó el primer movimiento que unió con éxito a los partidos marxistas de Chile en un formidable bloque político.