Familia de idiomas

FAMILIA DE IDIOMAS. Un grupo de lenguas que se supone que han surgido de una sola fuente: INGLÉS, FRANCÉS, ALEMÁN, GRIEGO, PERSA, RUSO, SÁNSCRITO y GALÉS son todos miembros de la familia de lenguas INDO-EUROPEAS, y se considera que descienden de una ancestro común. La ascendencia común se establece al encontrar correspondencias sistemáticas entre idiomas: el inglés tiene repetidamente / f / donde el latín tiene / p / en palabras con significado similar, como en Padre padre, pescado / piscis, flujo / pluo lluvia. También suele tener / s / donde el griego tiene / h /, como en seis / héx, siete / heptá, serpiente / herpe arrastrarse. Además, el inglés y el alemán comparan adjetivos de manera similar, como en rico, más rico, mas rico: rico, mas rico, mas rico. Estas y otras correspondencias indican que los idiomas son afines (relacionados genéticamente). Se pueden comparar varias palabras relacionadas para reconstruir secciones de una lengua ancestral hipotética. El proceso de comparación y reconstrucción se conoce tradicionalmente como comparativo FILOLOGÍA, más recientemente como lingüística histórica comparada. Este proceso formó la columna vertebral del estudio del idioma 19c, aunque en el 20c se ha convertido en una rama entre muchas. Un diagrama de 'árbol genealógico' (no muy diferente de una genealogía) se usa comúnmente para representar las relaciones entre los miembros de una familia lingüística, en la cual una lengua materna inicial 'da a luz' a varias 'hijas', que a su vez dan a luz a otros. Esto puede ser útil, pero rara vez es una representación precisa de cómo se desarrollan las lenguas, ya que sugiere cortes limpios entre "generaciones" y entre lenguas "hermanas", e implica que las lenguas siempre se vuelven más divergentes. De hecho, los idiomas generalmente cambian gradualmente y, a menudo, hay una mezcla considerable entre los que permanecen geográficamente adyacentes. Ver CAMBIO DE IDIOMA, TIPOLOGÍA LINGÜÍSTICA.