El heuneburg

La Edad del Hierro Temprana (600–450 a. C.) El castro de Heuneburg, en el estado de Baden-Württemberg, en el suroeste de Alemania, es uno de los complejos de asentamientos del período Hallstatt (Edad del Hierro Temprana) más estudiados en Europa. Ocupa un espolón natural aproximadamente triangular a unos 60 metros sobre el río Danubio superior, a unos 600 metros sobre el nivel del mar. El asentamiento de promontorio fortificado de 3.3 hectáreas se asoció con un asentamiento exterior mucho más grande, o suburbio, cuyos límites precisos aún se desconocen. El sitio llamó la atención de la comunidad académica internacional cuando el conservador del estado de Württemberg, Eduard Paulus, excavó varios túmulos cerca del fortín en 1877, descubriendo collares de oro, vasos de metal para beber y otras evidencias de la cultura material de élite. Paulus acuñó el término Tumbas reales, "entierros principescos", para describir estos entierros, una referencia a los ricos entierros excavados por Heinrich Schliemann en Micenas el año anterior. Los cuatro montículos de este grupo fueron excavados parcial o completamente por varios investigadores entre 1954 y 1989. Un quinto montículo saqueado y nivelado fue descubierto durante las excavaciones al suroeste del castro en 1999.

Las exploraciones no sistemáticas de montículos dentro de los 5 kilómetros de la fortaleza se registran ya en el siglo XVI, alcanzando su punto máximo en el siglo XIX después de las excavaciones de Paulus. Los saqueos combinados con la destrucción gradual mediante el arado de montículos en tierras cultivables han hecho mella en los monumentos funerarios de la Edad del Hierro Temprana en esta área. Aproximadamente 130 túmulos funerarios, también conocidos como túmulos, se conocían en el área de Heuneburg a fines de la década de 1990. Esto probablemente representa solo el 10 por ciento del total original.

La primera excavación de zanjas exploratoria del castro tuvo lugar en 1921, estableciendo la contemporaneidad del asentamiento y los túmulos aproximadamente a 400 metros al noroeste del promontorio fuerte investigado por Paulus. A partir de 1950, veintinueve años de trabajo de campo sistemático en la acrópolis, dirigido por Wolfgang Kimmig y Egon Gersbach, descubrieron un sistema de fortificación de ladrillos de barro encalados y secados al aire sobre una base de piedra caliza. Esta técnica de construcción de clima árido no se encuentra en ningún otro sitio europeo templado de la Edad del Hierro. Lejos de ser especialmente vulnerable al clima húmedo de la región, en realidad sobrevivió más que los sistemas de fortificación de madera y tierra de cosecha propia que vinieron antes y después. Aunque relativamente resistente al fuego, la pared de adobe fue finalmente nivelada luego de un gran incendio alrededor del 540 a. C. que destruyó una parte significativa del castro y el asentamiento exterior. Se recuperó evidencia adicional del contacto con el mundo mediterráneo del siglo VI a.C. en forma de cerámica importada griega distintiva conocida como cerámica negra, así como ánforas comerciales que probablemente se usaron para transportar vino y aceite de oliva. Estas importaciones, combinadas con la ostentosa riqueza de los túmulos funerarios cerca del castro, son las señas de identidad de un llamado Asiento principesco, o "asiento principesco". El Heuneburg es uno de los pocos sitios de este tipo en la llamada Zona West Hallstatt (suroeste de Alemania, este de Francia, Suiza al norte de los Alpes).

Para 1979, cuando la excavación cedió al análisis y la publicación de características y hallazgos, se había explorado poco más de un tercio de la meseta. El sitio estuvo ocupado desde el Neolítico tardío (cuarto y tercer milenios a. C.) hasta la época medieval (siglos XI y XII). En total, se identificaron veintitrés fases de construcción independientes. La primera fortificación de la meseta se remonta al final de la Edad del Bronce Temprano hasta el comienzo de la Edad del Bronce Medio (siglo XVII a. C.). A lo largo de los siglos XIII y XII aC, el sitio parece haber controlado la vida económica, social y religiosa de una microrregión local. A partir de 1999, el descubrimiento por Siegfried Kurz de varios pequeños asentamientos en el interior de Heuneburg que datan de este período apoya esta hipótesis de una jerarquía de asentamientos de dos niveles para la región de la Edad de Bronce de Heuneburg.

Las estimaciones de población para el complejo del sitio de la Edad del Hierro Temprano (meseta, asentamiento exterior, túmulos funerarios asociados) se complican por el hecho de que el asentamiento exterior, que en 2003 todavía estaba siendo explorado, y la meseta en sí no se han excavado por completo. Sin embargo, el sitio parece haber albergado a varios miles de personas en su apogeo durante el período Hallstatt tardío-temprano La Tène (siglos VII al V aC). Basado en el tamaño conocido del complejo de asentamientos, la evidencia del intercambio a larga distancia y la riqueza de los túmulos funerarios circundantes, el Heuneburg durante su apogeo de la Edad del Hierro Temprano se interpreta como un lugar central que controla una gran región caracterizada por una jerarquía de asentamientos de varios niveles. compuesto por al menos tres categorías de tamaño de asentamiento. La posición estratégica de hillfort en el Danubio, su proximidad a los recursos de mineral de hierro, la evidencia de varios tipos de actividad de producción (especialmente metalurgia y producción textil) en una escala consistente con un sistema de comercio de exportación, y el tamaño de algunos de los Todas las estructuras en el sitio dan testimonio de la importancia sociopolítica y económica del Heuneburg durante este período.

Los túmulos funerarios de la Edad del Hierro asociados con Heuneburg se hacen eco de la complejidad social y el dominio económico sugeridos por el registro de asentamientos. Después de las excavaciones de Paulus en los montículos cerca del castro, no se llevaron a cabo exploraciones sistemáticas hasta la excavación parcial de Gustav Riek en 1937-1938 del Hohmichele, a 13.5 metros de altura y con un diámetro de 85 metros, el segundo túmulo funerario más grande conocido de la Edad del Hierro Temprano. en Europa (fig. 1). Aunque la cámara central había sido saqueada, se recuperaron siete inhumaciones (entierros de cuerpos), incluida una tumba de cámara intacta (Tumba VI) que contiene las inhumaciones de un hombre y una mujer enterrados con un carro de cuatro ruedas, vasos de bronce para beber, adornos personales ( para ambos individuos) y armas (una daga, un carcaj lleno de flechas con punta de hierro y un arco con el individuo masculino).

A partir de 1999, las excavaciones del autor y sus colegas en dos montículos más pequeños (Tumulus 17 y Tumulus 18) a 200 metros del Hohmichele produjeron veintitrés nuevos entierros. Tumulus 17 Grave 1 contenía un caldero de bronce, una espada corta de hierro, dos puntas de lanza de hierro, un gancho de hierro para cinturón y una abrazadera de penacho de casco, mientras que Tumulus 18, excavado en 2002, produjo dos entierros con collares de bronce, un elemento de vestuario que fue un marcador de estatus de élite en la Europa de la Edad del Hierro hasta bien entrado el período cristiano en Irlanda y Escocia. La búsqueda continua de asentamientos de apoyo más pequeños en el interior de Heuneburg (por Siegfried Kurz), los esfuerzos para delinear los límites del asentamiento exterior (por Hartmann Reim) y la excavación sistemática de túmulos funerarios adicionales (por Bettina Arnold y sus colegas) son comenzando a completar la imagen que los eruditos han construido de este dinámico centro de la Edad del Hierro Temprana.