Edad oscura, período de migración, edad media temprana

La Edad Media se intercala entre la era de la antigüedad clásica y el mundo moderno. El comienzo de la Edad Media está tradicionalmente marcado por la caída del Imperio Romano Occidental en el 476 d.C., mientras que los viajes de descubrimiento de Colón marcan el comienzo del período moderno. Por lo tanto, la mayoría de los estudiosos consideran el intervalo entre los siglos V y XV d.C. como la Edad Media o el período medieval.

La mayoría de los historiadores, historiadores del arte y arqueólogos subdividen la Edad Media en un período anterior y otro posterior. La Baja o Alta Edad Media comienza en el siglo XI d.C. Para entonces, los vikingos habían colonizado Islandia y Groenlandia, y el cristianismo se había adoptado en la mayor parte del centro y norte de Europa. La Alta Edad Media está marcada por el crecimiento del urbanismo en Europa, la expansión de las redes comerciales de larga distancia, la construcción de las grandes catedrales y el establecimiento de estados-nación. Los registros históricos proporcionan información valiosa sobre la vida medieval posterior. Estas sociedades europeas de la Alta Edad Media tienen muchas características en común con los antiguos egipcios, los mayas y otros grupos conocidos como civilizaciones o sociedades complejas. Por tanto, la arqueología de la Alta Edad Media no se incluye en esta enciclopedia.

Las primeras partes de la Edad Media, por otro lado, tienen mucho más en común con las sociedades bárbaras de la Europa prehistórica posterior. Estas sociedades eran principalmente rurales y agrícolas, y sus registros documentales son limitados o inexistentes. Como resultado, mucho de lo que los estudiosos han aprendido sobre la vida cotidiana en la primera Edad Media en Europa proviene de estudios y excavaciones arqueológicas.

Se han utilizado tres términos, la Alta Edad Media, el período de la migración y la Edad Media, para describir las primeras partes del período medieval. Cada término tiene un significado ligeramente diferente y los términos se pueden usar de manera diferente en diferentes partes de Europa.

Edad media temprana

La Alta Edad Media es un término que los historiadores del arte y otros utilizan comúnmente para describir el período que comienza con el colapso del Imperio Romano Occidental en el siglo V y termina con el surgimiento del estilo arquitectónico románico en el siglo XI. Si bien el término puede aparecer como un marcador cronológico sencillo, es más útil para describir regiones que antes formaban parte del Imperio Romano Occidental. En regiones como Gran Bretaña, Francia y España, el reemplazo de la autoridad militar, política y económica romana por los reinos sucesores bárbaros condujo a importantes cambios sociales, económicos y políticos. Sin embargo, fuera del Imperio Romano, en regiones como el norte de Alemania y Escandinavia, la primera parte de este período representa una continuación del estilo de vida de la Edad del Hierro. En gran parte del norte de Europa, los primeros cuatro siglos d.C. se conocen como la Edad del Hierro romana, mientras que el período 400-800 d.C. a menudo se denomina Edad del Hierro tardía o germánica. En muchas partes del norte de Europa, el término "medieval" se usa solo cuando se hace referencia al período posterior al año 1000 d. C., una época que está fuera del alcance de esta enciclopedia.

Edad Oscura

El término "edad oscura" generalmente se usa para indicar un período de tiempo en el que los registros históricos son limitados o inexistentes. Por ejemplo, la Edad Oscura griega comienza con el colapso de los reinos micénicos alrededor del 1200 a. C. y termina con la reaparición de la escritura en el siglo VIII a. C. Los historiadores de los siglos XVIII y XIX d. C. utilizaron el término Edad Oscura para referirse a casi todos los países europeos. Edad Media, desde el siglo V al XII d.C., y usaban el término en sentido peyorativo. Para estos historiadores, el período medieval anterior no fue solo una época de alfabetización limitada y pocas fuentes documentales; fue un período de estancamiento intelectual; los logros de los pueblos medievales se consideraron mucho menos impresionantes que los de la antigüedad clásica y el Renacimiento. Aunque no hay duda de que pocas fuentes históricas contemporáneas sobreviven de la Europa occidental posrromana temprana, el uso del término Edad Media sigue siendo problemático por dos razones. En primer lugar, la mayor parte del noreste de Europa permaneció analfabeto, esencialmente prehistórico, durante casi todo el primer milenio d.C. Las regiones bálticas estaban muy fuera de los límites del Imperio Romano, y estas tierras se mencionaron solo de manera periférica en fuentes griegas y romanas de la primera mitad del siglo XX. El primer milenio ad La alfabetización se introdujo en las regiones bálticas junto con el cristianismo alrededor del año 1000. En segundo lugar, el término Edad Oscura es particularmente inapropiado para Irlanda entre los siglos V y VIII d. C. El cristianismo y la alfabetización se introdujeron en Irlanda en los años 400. Durante los siguientes tres siglos, los irlandeses desarrollaron la tradición literaria indígena más antigua de Europa fuera de Grecia y Roma. Algunos escritores incluso sugerirían que los monjes irlandeses que copiaron manuscritos clásicos en sus scriptoria salvaron a la civilización occidental. Los arqueólogos irlandeses generalmente se refieren a los siglos V al VIII en Irlanda como el Período Cristiano Primitivo.

Hoy en día, muchos arqueólogos evitan el uso del término Edad Media debido a sus antiguas connotaciones peyorativas. Cuando se usa el término, generalmente describe sociedades posrromanas cuya organización social, política y económica difiere significativamente del mundo clásico; y a menudo se refiere solo a la parte inicial de la Alta Edad Media, generalmente del siglo V al VIII d.C. Dado que hay pocas fuentes históricas disponibles para estudiar la economía y la política del período posrromano temprano, la arqueología tiene un papel crucial que desempeñar. en el estudio de esta época.

Periodo de migracion

La Alta Edad Media a veces se describe como el período de migración. En muchos sentidos, la primera mitad de la Edad Media europea puede verse como un intervalo prolongado de migración. El período comienza con el movimiento de tribus bárbaras, como los hunos, hacia el territorio del Imperio Romano durante el siglo V d.C. Después de la caída del Imperio Romano Occidental, se establecieron una serie de reinos sucesores bárbaros en el antiguo territorio imperial. Estos incluyen los reinos de los francos en Francia, los visigodos en España, los langobardos (lombardos) en Italia y los anglos y sajones en el sur y este de Gran Bretaña. Las tierras de estas tribus bárbaras estaban ubicadas fuera del imperio, en el norte y este de Europa. Las migraciones, sin embargo, no cesaron con el establecimiento de estos reinos sucesores. Los magiares entraron en la cuenca de los Cárpatos en el siglo VIII, y los primeros eslavos se expandieron a gran parte del centro-este de Europa en los siglos VI y VII d. C.

Quizás el más conocido de todos los pueblos migratorios son los vikingos. A partir de finales del siglo VIII d.C., los vikingos del oeste de Escandinavia comenzaron a atacar, comerciar y colonizar muchas regiones del Atlántico Norte. Los asentamientos nórdicos están bien documentados tanto en Gran Bretaña como en Irlanda. Los vikingos habían colonizado Islandia a finales del siglo IX, y aproximadamente un siglo después establecieron dos colonias en el suroeste de Groenlandia, el puesto de avanzada más occidental del mundo europeo medieval. Otros vikingos emigraron hacia el este, se establecieron en Rusia y comerciaron con lugares tan lejanos como Constantinopla (Estambul) y Mesopotamia.

Aunque la migración es una característica fundamental de la sociedad europea entre el 400 y el 1000 d.C., el período de migración, en el sentido más estricto del término, se refiere al período entre 400 y 600, cuando una serie de reinos germánicos se establecieron en el territorio del primero. Imperio Romano Occidental. A diferencia del término Edad Media, el período de migración no conlleva una connotación peyorativa. Por esa razón, muchos estudiosos lo prefieren a la Edad Media cuando hablan de los primeros siglos de la Edad Media.

Bibliografía

Cahill, Thomas. Cómo los irlandeses salvaron a la civilización: la historia no contada del papel heroico de Irlanda desde la caída de Roma hasta el surgimiento de la Europa medieval. Nueva York: Nan A. Talese, Doubleday, 1995.

Hodges, Richard. Economía de la Edad Oscura: Los orígenes de las ciudades y el comercioa.d. 600 – 1000. 2d ed. Londres: Duckworth, 1989.

Musset, Lucien. Las invasiones germánicas: la creación de Europa,a.d. 400 – 600. Traducido por Edward James y Columba James. University Park: Prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania, 1975.

Pam J. Crabtree