Doctrina Tobar

En carta del 15 de marzo de 1907 al cónsul de Bolivia en Bruselas, Carlos R. Tobar, ex canciller ecuatoriano, afirmó que "las repúblicas americanas ... deben intervenir indirectamente en las disensiones internas de las repúblicas del continente. Tal intervención podría consistir en , al menos, en la negación del reconocimiento a los gobiernos de factor surgidos de la revolución contra el orden constitucional ". En diciembre de 1907, los representantes de las naciones centroamericanas, reunidos en Washington, DC, incorporaron oficialmente la política de reconocimiento de jure de Tobar en los Tratados de Washington de 1907. A pedido de Costa Rica, se incluyeron disposiciones de reconocimiento de jure más estrictas en los Tratados de Washington de 1923. Sin embargo, una sucesión de crisis de reconocimiento istmo convenció a muchos centroamericanos de que la estricta adhesión a la Doctrina Tobar no era lo mejor para ellos. En 1932 Costa Rica y El Salvador, descontentos con la política de reconocimiento existente, denunciaron los Tratados de Washington de 1923. Los esfuerzos para resurgir la Doctrina Tobar en la Conferencia Centroamericana de 1934 fueron infructuosos.