Cuchumatanes

La Sierra de los Cuchamatanes de Guatemala es la región no volcánica más masiva y espectacular de toda Centroamérica. Se encuentra en elevaciones que van desde los 1,500 pies a más de 12,000 pies en los departamentos de Huehuetenango y El Quiché, en el noroeste de Guatemala. El aislamiento de la región y el potencial económico limitado significaron que los pueblos mayas sobrevivieron a la conquista española y sus secuelas destructivas con más resistencia que las comunidades nativas en otras partes de América Latina. Las interrupciones del período colonial han tenido su equivalente moderno en la forma de una violenta guerra civil, siendo los Cuchumatanes la parte de Guatemala más afectada por las redadas de contrainsurgencia a principios de la década de 1980. Con los Acuerdos de Paz de Guatemala firmados en 1996, llegó a su fin una de las guerras civiles más largas (36 años) y más sangrientas de América Latina. Sin embargo, sorprendentemente, a la luz de la pobreza extrema y la falta de infraestructura básica, educación e instalaciones médicas, los mayas de Cuchumatán perduran, y cultural y demográficamente todavía constituyen un elemento visible y conspicuo en el paisaje humano. La resolución del sangriento conflicto ha mejorado notablemente la capacidad y el éxito de las organizaciones no gubernamentales internacionales en Guatemala y la relación entre el gobierno de Guatemala y el gobierno local. Esto ha permitido que crezcan los grandes servicios sociales integrados.