Cuba, geografía

En 2007 Cuba tenía una población estimada de 11.4 millones. Con su masa terrestre de 44,218 millas cuadradas, esto crea una densidad de población de más de 250 personas por milla cuadrada. Es el archipiélago más grande de las Antillas y está situado entre el Estrecho de Florida al norte, el Mar Caribe al sur, el Paso de Barlovento al este y el Canal de Yucatán al Oeste.

Cuba descansa sobre una plataforma marina formada por mares profundos y tranquilos y proporciona uno de los hábitats acuáticos ecológicos más ricos del mundo. Hay abundantes bahías, estuarios, playas, acantilados y cayos de islas. El terreno es mayormente llano, con algunas colinas. El punto más alto es el Pico Turquino (6,560 pies), ubicado en la Sierra Maestra en la parte oriental de la isla. La Sierra de Trinidad está ubicada en la orilla sur de la sección central de la isla.

Los depósitos minerales en Cuba incluyen caolín, reservas de níquel en el noreste, cobre, cromo, hierro, manganeso y petróleo. El clima es tropical, con lluvias y calor intenso de mayo a octubre. La temperatura media anual es de unos 72 grados Fahrenheit, pero puede superar los 100 grados en el verano. La precipitación anual promedia 54 pulgadas. De junio a noviembre marca la temporada de ciclones, y la ubicación de la isla la hace propensa a frecuentes huracanes. De noviembre a abril el clima es fresco y seco. Solo el 22 por ciento de la lluvia anual se produce durante los meses de invierno y proviene de las masas de aire frío del norte. La parte oriental de la isla es la más afectada por la disminución de la temperatura, con mediciones de hasta 34 grados Fahrenheit.

Los ríos que atraviesan Cuba son cortos debido a la formación larga y estrecha de la isla. El Cauto es el río más largo, con 155 millas. La vegetación es muy antropizada principalmente en los llanos, la Marcha de Zapata y la Península de Guanahacabibes. Muchas especies nativas de flora y fauna se encuentran en las zonas montañosas y los cayos. Los pinos crecen en toda la isla, y la palmera real (Roystonea regia) se considera originaria de Cuba. Los animales que son nativos de Cuba incluyen la serpiente Santa María (Epicrates angulifer), la especie de murciélago Philonycteris poeyi, y la especie de colibrí Kellisuga relenae. No hay animales grandes y peligrosos nativos de Cuba.

La economía de Cuba se basa en la producción agrícola. El setenta y cinco por ciento de la tierra cultivable está bajo cultivo: el 30 por ciento es pastos, el 23.5 por ciento es bosque, el 18 por ciento se dedica a la caña de azúcar, el 2 por ciento a plantaciones de cítricos, el 1.7 por ciento se dedica al café y cacao, el 1.5 por ciento al cultivo de arroz, y el 1 por ciento al tabaco. En ganadería, Cuba tiene 40 millones de aves de corral, 5 millones de cabezas de ganado y 100,000 cabezas de bueyes. Los principales productores de ingresos agrícolas son el azúcar y sus derivados, el ron, el tabaco, los textiles y los materiales de construcción. Los productos biotecnológicos se han sumado recientemente a las exportaciones tradicionales de Cuba como productos comerciales, y el sector turístico se ha incrementado significativamente desde la década de los noventa. Las principales exportaciones de Cuba son el azúcar y sus derivados, minerales, pescados y mariscos, cítricos, bebidas y tabaco. Cuba importa combustibles, alimentos, materias primas para la industria, fertilizantes, maquinaria y equipos.

La población cubana es multiétnica. Los pueblos indígenas inicialmente se mezclaron con los españoles después de la conquista. Pero las enfermedades y el maltrato prácticamente eliminaron a la población india. Una clase trabajadora importada estaba formada por esclavos africanos y grupos más pequeños de inmigrantes chinos y sirvientes contratados que llegaron desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX. Según los datos del censo cubano disponibles en 2007, la población cubana es 37 por ciento blanca, 51 por ciento mulata, 11 por ciento negra y 1 por ciento china. Los principales flujos migratorios del siglo XX ocurrieron inmediatamente después de la independencia, cuando muchos españoles buscaron trabajo en la ex colonia, y después de la revolución de 1959, cuando muchos cubanos emigraron por motivos políticos, económicos y familiares. La tasa actual de crecimiento demográfico es del 2.6 por ciento anual.

La tasa de empleo ronda el 42.3 por ciento de la población total. La tasa de mortalidad anual es de 7 por cada 1,000 personas y la tasa de mortalidad de los recién nacidos es de 6.3 muertes por cada 1,000, también una de las más bajas del mundo. La esperanza de vida media es de 77 años. Hay un médico por cada 165 habitantes de la isla y casi todas las personas mayores de cinco años tienen estudios.

El país está dividido en catorce provincias y el municipio de la Isla de la Juventud. La capital, La Habana, tiene una población de 2.2 millones (2005). Otras ciudades importantes son Santiago de Cuba (494,913), Camagüey (326,774), Holguín (329,995) y Guantánamo (244,180). El setenta y seis por ciento de la población es urbana.