Comisión Shaw

Una comisión británica de investigación sobre un disturbio de 1929 en Palestina.

El gobierno británico envió una comisión de investigación, dirigida por Sir Walter Shaw, a Palestina para investigar los disturbios del Muro Occidental en agosto de 1929, que causaron la muerte de 249 judíos y árabes. El informe de la comisión, publicado en marzo de 1930, declaró que la causa fundamental de la violencia política era "el sentimiento árabe de animosidad y hostilidad hacia los judíos como consecuencia de la decepción de sus aspiraciones políticas y nacionales y el temor por su futuro económico". Los palestinos temían que "por la inmigración judía y la compra de tierras pudieran verse privados de su sustento y puestos bajo el dominio económico de los judíos". El informe de la comisión pidió una política explícita que regule la tierra y la inmigración que, de hecho, habría reducido el programa sionista en Palestina. El gobierno británico, sin embargo, pospuso la consideración de cualquier cambio en la política hasta después de que otra comisión, que nombró en mayo de 1930 bajo la dirección de Sir John Hope-Simpson, había estudiado la colonización de tierras, la inmigración y el desarrollo.