Cieza de león, pedro de (c. 1520–1554)

Pedro de Cieza de León (b. C. 1520; d. 2 de julio de 1554), "príncipe de los cronistas peruanos". Nacido en Llerena, España, hijo de Lope de León y Leonor de Cazalla, Pedro tenía al menos tres hermanas y un hermano. Poco se sabe de sus primeros años. El 3 de junio de 1535 zarpó hacia las Indias, rumbo a Santo Domingo. Entró por primera vez a Sudamérica a través de Cartagena en la costa norte de la actual Colombia y participó en expediciones menores en busca de riquezas, algunas de las cuales fueron poco más que episodios de robo de tumbas. En 1536 se incorporó a la Entrada de Juan de Vadillo para explorar el Golfo de Urabá; al año siguiente siguió al mismo líder en el descubrimiento de la provincia de Abibe; ambos fueron desastres financieros. En 1539 se propuso explorar la cuenca del Cauca y Atrato con una nueva fuerza bajo el mando de Jorge Robledo que luego fundó Ancerma y Cartago (1540) en la rica región de Quimbaya. Fue en Cartago en 1541 que Cieza comenzó a tomar notas copiosas de lo que vio y experimentó. Al año siguiente representaba a Jorge Robledo en la Audiencia de Panamá, donde probablemente conoció por primera vez a los que escapaban del conflicto peruano. El mismo año ayudó a fundar la ciudad de Arma y recibió una Encomienda por sus esfuerzos.

Con el levantamiento de Gonzalo Pizarro en Perú, Cieza viajó para servir a los realistas bajo el mando de Pedro de la Gasca, presidente de la Audiencia de Lima. En septiembre de 1547 cruzó el valle de Pacasmayo con las fuerzas del rey, prosiguió hacia el altiplano de Jauja y marchó hacia el sur, hacia Cuzco. Luchó en la batalla de Jaquijahuana (9 de abril de 1548) y presenció la ejecución de los rebeldes Gonzalo Pizarro y Francisco de Carvajal. Gasca debe haber quedado impresionado por las capacidades académicas del joven Cieza, ya que parece haber nombrado a Cieza cronista oficial de los acontecimientos del Perú. Durante 1549 el joven cronista viajó al sur de Charcas (actual Bolivia) bajo las órdenes del presidente. Durante unos meses en 1550 residió en Cuzco, donde tomó testimonio oral sobre el pasado inca de varios indios, entre ellos Cayu Tupac, descendiente del gobernante Huayna Capac. Cieza completó la primera parte de su historia multivolumen en Lima el 8 de septiembre de 1550.

En 1551 Cieza viajó de regreso a España y estuvo en Toledo a mediados de 1552 para presentarle a Felipe II una copia del manuscrito. Tras su regreso a España, Cieza se casó con Isabel López de Abreu, hija de María de Abreu y del próspero comerciante Juan de Llerena. Cieza murió antes de que pudiera completar su narrativa masiva y fue enterrado en Sevilla en la Iglesia de San Vicente junto a su esposa, quien falleció a los treinta y cuatro años solo dos meses antes.

Cieza de León tenía la intención de publicar una historia del Perú en cuatro partes. La primera, la única sección impresa durante la vida del autor, era un relato geográfico y etnológico de la región andina de América del Sur; la segunda, el "Señorío de los Incas", fue una historia de los incas; la tercera parte fue el relato del descubrimiento y conquista del reino por parte de los españoles; y la cuarta parte, compuesta por cinco manuscritos de tamaño de libro, examinó las guerras civiles: Las Salinas, Chupas, Quito, Huarina y Jaquijahuana. Cieza se convirtió en un "best-seller" del siglo XVI con la edición de Sevilla de 1553 de la primera parte, a la que siguieron rápidamente tres ediciones en español en Amberes en 1554 y siete traducciones italianas entre 1555 y 1576.