Chávez, hugo (1954–)

En los años posteriores a su elección como presidente de Venezuela en 1998, Hugo Chávez se convirtió en una figura política controvertida e influyente en América Latina y el mundo. Su estrecha amistad con Fidel Castro y sus frecuentes elogios crearon temores de que intentara copiar el modelo comunista al mismo tiempo que reemplazaba al anciano líder cubano como el principal ícono izquierdista de América Latina. Castro, sin embargo, le advirtió públicamente a Chávez que no necesitaba seguir el camino cubano para lograr sus ambiciosos objetivos.

Chávez nació el 28 de julio de 1954 en una familia de clase media baja en Sabeneta, un pueblo del estado rural de Barinas. Ingresó al ejército luego de graduarse de la academia militar de Venezuela en 1975, y en diciembre de 1982 fundó un grupo clandestino de oficiales de nivel medio que se convirtió en el Movimiento Bolivariano Revolucionario — 200 (MBR-200). Como afirmación de su compromiso democrático, el grupo convocó a una "alianza cívico-militar" y realizó seis congresos clandestinos a los que asistieron líderes civiles desencantados. Las filas del MBR-200 aumentaron como resultado del descontento entre los oficiales por la dura represión desatada durante la semana de disturbios generalizados y saqueos conocida como el "Caracazo", iniciada el 27 de febrero de 1989. El 4 de febrero de 1992, el MBR-200 lideró un golpe fallido contra el presidente Carlos Andrés Pérez que involucró a oficiales del ejército de nivel medio, pero los insurgentes no recibieron el respaldo de oficiales de alto rango u otras ramas de las fuerzas armadas. En marzo de 1994, el presidente recién electo, Rafael Caldera, otorgó amnistía a Chávez ya los demás golpistas. El MBR de Chávez estuvo virtualmente solo en la década de 1990 en pedir la abstención electoral, pero en abril de 1997, cuando cambió su nombre por el de Movimiento Quinta República (MVR), lanzó la candidatura de Chávez para las elecciones presidenciales de 1998. Durante la campaña de casi dos años, Chávez moderó sus posiciones sobre temas económicos como el pago de las obligaciones de la deuda externa de Venezuela y se concentró en su principal lema de campaña, que era la convocatoria de una asamblea constituyente. Fue elegido con el 56 por ciento de los votos.

Revertir el neoliberalismo

Los primeros dos años de la presidencia de Chávez vieron la redacción de una nueva constitución y su ratificación en un referéndum nacional en diciembre de 1999, seguido de elecciones generales en julio de 2000, en las que Chávez aumentó su voto del 56 por ciento al 59 por ciento. La Constitución incorporó el concepto de democracia participativa, que promovió la participación popular directa en la toma de decisiones y fue diseñada como un correctivo a la dominación de las élites de los partidos políticos, lo que a veces se denomina democracia representativa. A pesar de su moderación durante esta primera etapa, Chávez detuvo los planes de privatización emprendidos por el anterior gobierno de Caldera. Así, rechazó la posición de su mano derecha Luis Miquilena, quien favoreció el traspaso del sistema de seguridad social al sector privado de acuerdo con la legislación aprobada en 1997. Además, la nueva constitución prohibió la venta de acciones por parte de la petrolera estatal. empresa, PDVSA.

La promulgación por el gobierno en 2001 de un paquete de cuarenta y nueve leyes especiales que revirtieron definitivamente las tendencias neoliberales de la década de 1990 marcó el comienzo de una segunda etapa más izquierdista. Más importante aún, la Ley Orgánica de Hidrocarburos estableció la propiedad estatal mayoritaria de todas las empresas mixtas a cargo de las operaciones petroleras. La Ley de Tierras sometió las tierras ociosas a la expropiación, mientras que se estableció un impuesto especial para los propietarios de tierras subutilizadas. Una amplia coalición de empleadores, FEDECAMARAS, la confederación laboral Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV; Confederación de Trabajadores Venezolanos) y partidos de oposición se unieron para oponerse a la legislación y organizar huelgas generales que culminaron en un violento enfrentamiento en el centro de Caracas el 11 de abril. 2002, que desencadenó un golpe militar. Dos días después, decenas de miles de pobres pro-chavistas rodearon el palacio presidencial y las bases militares pidiendo a los oficiales que se rebelaran contra el gobierno provisional. El concepto de una alianza cívico-militar desarrollado por Chávez en la década de 1980 se materializó cuando regresó al poder el 13 de abril. En diciembre de 2002, un movimiento insurgente liderado por FEDECAMARAS y la CTV diseñó una huelga general de dos meses en otro intento fallido de derrocar a Chávez por medios pacíficos. El 15 de agosto de 2004, la oposición intentó sacar a Chávez del cargo por tercera vez, en este caso mediante una elección revocatoria en la que el presidente salió triunfante con el 59 por ciento de los votos.

Mayor radicalización

Con su gobierno firmemente en control y la oposición completamente desmoralizada, Chávez promovió una mayor radicalización al mismo tiempo que comenzaba a surgir un nuevo modelo económico. Chávez declaró a su gobierno "antiimperialista" y, en 2005, pidió la construcción de una nueva forma de "socialismo para el siglo XXI". También anunció una política de respeto a los derechos de propiedad privada en circunstancias normales al tiempo que exigía que los propietarios cumplieran con las obligaciones sociales. El gobierno comenzó a aplicar la Ley de Tierras de 2001 al sector privado y también expropió varias empresas que habían cerrado. Además, estableció programas gratuitos en los barrios. Conocidos como "misiones", estos programas estaban principalmente en las áreas de salud y educación. Las misiones educativas iban desde clases de alfabetización hasta educación universitaria e incluían modestos estipendios para los inscritos. Veinte mil médicos cubanos, junto con un número mucho menor de médicos venezolanos, vivían y establecían oficinas en barrios, dispensaban medicinas gratuitas y trabajaban con grupos comunitarios para promover la medicina preventiva. En marcado contraste con el pasado, los intereses comerciales no estaban representados en los ministerios clave del gobierno a cargo de la toma de decisiones económicas. En otra acción que socavó esos intereses, la agencia tributaria federal, SENIAT, hizo uso de nueva legislación para hacer cumplir el sistema de impuesto sobre la renta, que hasta entonces no se había aplicado en gran medida.

En diciembre de 2006, Chávez ganó las elecciones presidenciales con el 63 por ciento de los votos, la más alta en el período democrático moderno que comenzó en 1958. Unos días después anunció pasos adicionales hacia la radicalización. En el primer semestre de 2007, el estado tomó el control de la compañía telefónica CANTV; la Electricidad de Caracas; y las empresas que explotan el crudo pesado y no convencional de la región del Orinoco. En resumen, a lo largo de sus primeros ocho años y medio en el poder, Chávez ha aprovechado su posición de fuerza tras cada victoria política, como la ratificación de la constitución en 1999, la derrota del golpe en abril de 2002, la derrota de la huelga general de 2002-2003, su triunfo en las elecciones revocatorias de 2004 y su reelección en 2006, para introducir cambios cada vez más radicales y consolidar su control.