Chacmools

A chacmool (literalmente, "rojo" o "gran pata de jaguar") es una escultura figurativa humana mesoamericana en una posición semireclinada distintiva, con las piernas flexionadas, el pecho levantado en una inclinación, la cabeza mirando hacia el espectador y sosteniendo un receptáculo sobre su estómago. Doce chacmools se han descubierto en Chichén Itzá, ocho se conocen en Tula, Hidalgo y muchos otros se han encontrado en Tenochtitlán y sitios en Veracruz, Tlaxcala, Michoacán, Querétaro y Centroamérica. Datan del Clásico Terminal al Posclásico Temprano (c. 800-1521).

El chacmool en general se ha considerado una forma escultórica tolteca, introducida en Chichén Itzá desde Tula entre aproximadamente 900 y 1000. Sin embargo, algunos estudiosos cuestionan este punto de vista, ya que no existe un prototipo mexicano central pre-tolteca, y dado que un número mayor proviene de Chichén Itzá. Mary Ellen Miller (1985) propuso que el chacmool deriva de cautivos yacentes representados en el arte maya clásico.

Las funciones y asociaciones de culto del chacmool puede haber variado con el tiempo. Las versiones tardías se han asociado con deidades de la fertilidad como Tezcat-zoncatl, un dios pulque de Méxica, o el dios de la lluvia Tlaloc. Más temprano chacmools de Tula y Chichén Itzá carecen de asociaciones distintivas de deidades, pero tienen receptáculos en forma de plato para las ofrendas de sacrificio, lo que sugiere que sirvieron como mensajeros divinos.