Bachelet, michelle (1951–)

Michelle Bachelet, quien se convirtió en la primera mujer presidenta de Chile el 15 de enero de 2006, nació en la capital chilena de Santiago el 29 de septiembre de 1951. Su padre, Alberto Bachelet (1922-1974), había sido una figura importante en el gobierno de Salvador. Allende, y fue arrestado luego del golpe de 1973 que llevó al poder a Augusto Pinochet, y murió en prisión en 1974. En enero de 1975 tanto Michelle como su madre, Ángela Jeria, fueron arrestadas y torturadas por su lealtad al Partido Socialista. Después de ser liberados, se exiliaron en Australia y Alemania, pero mantuvieron su lealtad al Partido Socialista.

En 1979 Bachelet regresó a su hogar en Chile y en 1982 completó su formación médica en la Universidad de Chile. Aunque las lealtades políticas de su familia le dificultaron conseguir un empleo, finalmente encontró trabajo en una clínica médica que se especializaba en tratar a los que habían sido torturados bajo Pinochet. Más tarde trabajó para una organización no gubernamental ayudando a niños cuyos padres fueron víctimas del régimen militar.

Bachelet pasó a la política en 1995, cuando fue nombrada miembro del Comité Central del Partido Socialista. En 2000 los chilenos eligieron a otro presidente socialista, Ricardo Lagos Escobar. Escobar nombró a Bachelet como ministra de Salud de Chile. En 2002 se convirtió en la primera ministra de Defensa de América Latina.

En 2005 el Partido Socialista de Chile la eligió como su candidata presidencial. Su plataforma de campaña presidencial se basó en continuar las políticas económicas de libre mercado de Chile y mantener los estrechos vínculos del país con Estados Unidos, al tiempo que aumentaba los beneficios sociales, especialmente para las mujeres, los jubilados y los pobres. A pesar de la popularidad de su plataforma, su vida personal (como madre divorciada de tres hijos y admitida agnóstica) le resultó difícil de superar en un país tan católico como Chile. En la primera ronda de votación, obtuvo la mayor cantidad de apoyo, pero no obtuvo la mayoría de los votos. Su victoria finalmente se aseguró con una segunda vuelta en enero de 2006, donde obtuvo el 53.3 por ciento del apoyo popular.

Durante su presidencia trabajó para implementar los objetivos de su plataforma. Hizo que la atención médica pública gratuita estuviera más disponible para los ancianos pobres y aumentó las pensiones de jubilación para los grupos más desfavorecidos de Chile en un 10 por ciento. Cuando Augusto Pinochet murió el 10 de diciembre de 2006, no organizó un funeral gubernamental para el ex dictador. Esta decisión estaba en consonancia con el sentimiento del público en general; el día de su muerte, miles de manifestantes celebraron en las calles de Santiago.