Armstrong, david m. (1926–)

David Malet Armstrong nació en Melbourne, Australia. Recibió su primer título en la Universidad de Sydney, donde John Anderson ocupó la cátedra de filosofía Challis. Luego completó la licenciatura en filosofía en Oxford (en 1954), siendo uno de los primeros de los muchos filósofos australianos en las décadas de 1950 y 1960 en obtener ese título. Después de un breve período en Birkbeck College, Londres, aceptó un puesto en la Universidad de Melbourne. En 1964 asumió la cátedra Challis en Sydney, donde permaneció hasta su jubilación en 1991.

Armstrong ha hecho contribuciones influyentes a una notable gama de temas importantes en epistemología y metafísica, incluida la percepción, el materialismo, las sensaciones corporales, la creencia y el conocimiento, las leyes, los universales y la metafísica de la posibilidad. Los temas recurrentes han sido la necesidad de conciliar lo que dice el filósofo con las enseñanzas de la ciencia, la preferencia por las teorías realistas sobre las instrumentalistas y el interés por los elementos fundamentales del ser. Una característica de su trabajo es su capacidad para escribir sobre temas difíciles con franqueza y claridad sin sacrificar el rigor.

Armstrong Una teoría materialista de la mente (1968) es una presentación fundamental y completa de la teoría de la identidad mente-cerebro, la opinión de que los estados mentales son estados del cerebro. Armstrong sostiene que para cada estado mental, existe un papel funcional distintivo. Para cada estado mental, podemos especificar lo que hace mediante la mediación entre entradas, salidas y otros estados mentales. Por ejemplo, el dolor es causado típicamente por lesiones corporales y típicamente causa un comportamiento que tiende a aliviarlo; La sed generalmente es causada por la falta de agua y generalmente da lugar a un comportamiento que conduce a beber agua, siempre que haya agua disponible a sabiendas para el sujeto. Esto significa, argumenta Armstrong, que la cuestión de la identidad de un estado mental dado no es más que la cuestión de la identidad de aquello que desempeña el papel funcional distintivo de ese estado: la sed es aquello que desempeña el papel que acabamos de describir. Entonces, es una cuestión para la ciencia qué estado de hecho juega ese papel, y si de hecho será algún estado del cerebro. Por tanto, Armstrong deriva la teoría de la identidad mente-cerebro a partir de una visión sobre los roles distintivos que desempeñan los estados mentales, combinada con una visión sobre qué tipos de estados, es decir, estados cerebrales, desempeñan esos roles.

En la filosofía de la percepción, fue uno de los primeros en argumentar que debemos alejarnos de la tradición que piensa en la percepción como el conocimiento de un elemento mental especial a veces llamado "dato sensorial". En cambio, deberíamos adoptar una explicación que analice la percepción como la adquisición de una creencia putativa sobre nuestro mundo, una explicación que tiene la ventaja de dar sentido al papel de la percepción en nuestro tráfico con el mundo. Armstrong vio las sensaciones corporales como un tipo especial de percepción; en el caso del dolor, una percepción de daño putativo en una parte del cuerpo, acompañada de un deseo de que cese. Su trabajo sobre las sensaciones y la percepción puede verse como un precursor de los muy discutidos relatos representacionalistas que analizan una experiencia en términos de cómo la experiencia representa las cosas como ser.

Armstrong revivió el interés en la opinión de FP Ramsey de que la creencia es como un mapa por el que nos guiamos, en oposición a los enfoques que piensan en la creencia como una especie de "decirse a uno mismo". Su explicación del conocimiento es una versión del fiabilismo: la verdadera creencia de S de que P es conocimiento si es un signo empíricamente fiable de que P.

Armstrong es un realista acerca de los universales: existen, no se pueden reducir a conjuntos de particulares (la cuadratura no es el conjunto de cosas cuadradas), y aunque sirven como creadores de verdad para la predicación, no existe una correspondencia simple uno a uno. entre predicados y universales. Pero no hay universales no autenticados, por lo que Armstrong no es realista en el sentido de Platón. Armstrong despliega su realismo sobre los universales para dar cuenta de las leyes de la naturaleza y de la posibilidad. Las leyes deben entenderse en términos de relaciones de necesidad nómica entre universales: Aproximadamente "Cada F es G" es una ley fundamental si ser F requiere que la explicación de la posibilidad de G. Armstrong sea combinatoria. Las diversas posibilidades son las diversas combinaciones y recombinaciones de particulares (individuos) y universales que obedecen las reglas combinatorias correctas (por ejemplo, combinar ser cuadrado con no ser cuadrado no no es entregar una posibilidad).

La posición general de Armstrong en la ontología analítica, esa parte de la metafísica que busca inventariar al nivel más fundamental lo que existe, se da Un mundo de estados de cosas (1997), donde los estados de cosas son la base sobre la cual se construyen las cuentas de propiedades, relaciones, números, necesidad, disposiciones, clases, causas y leyes.

Véase también Anderson, John; Siendo; Funcionalismo; Leyes de la naturaleza; Dolor; Percepción; Platón; Ramsey, Frank Plumpton; Realismo; Confiabilidad; Universales, un estudio histórico.

Bibliografía

las principales obras de armstrong

Teoría de la visión de Berkeley. Melbourne: Melbourne University Press, 1960.

La percepción y el mundo físico. Londres: Routledge, 1961.

Sensaciones corporales. Londres: Routledge, 1962.

Una teoría materialista de la mente. Londres: Routledge, 1968.

Creencia, verdad y conocimiento. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1973.

Universales y realismo científico. 2 vols. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1973.

¿Qué es una ley de la naturaleza? Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1983.

Con Norman Malcolm. Conciencia y causalidad: un debate sobre la naturaleza de la mente. Oxford: Basil Blackwell, 1984.

Una teoría combinatoria de la posibilidad. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1989.

Universales: una introducción con opiniones. Boulder, CO: Westview Press, 1989.

Un mundo de estados de cosas. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 1997.

El problema mente-cuerpo: una introducción con opiniones. Boulder, CO: Westview Press, 1999.

Frank Jackson (1996, 2005)