Agaria

ETNONIMOS: Agariya, Agharia

Aunque los Agaria no son un grupo homogéneo, se cree que originalmente eran una rama de habla dravidiana de la tribu Gond. Sin embargo, como casta separada, se distinguen de los demás por su profesión de fundidores de hierro. Su población era de 17,548 en 1971, y estaban muy dispersos por el centro de la India en la cordillera de Maikal en los distritos de Mandla, Raipur y Bilaspur de Madhya Pradesh. También hay otras castas de Agarias entre los Lohars. El nombre de Agaria proviene del dios hindú del fuego Agni, o de su demonio tribal que nació en llamas, Agyasur.

Los Agaria viven en su propia sección de un pueblo o ciudad, o algunas veces tienen su propia aldea fuera de la ciudad. Algunos viajan de pueblo en pueblo también trabajando en su oficio. Como ya se indicó, la ocupación tradicional de Agaria es la fundición de hierro. Obtienen su mineral de la gama Maikal, prefiriendo piedras de un color rojizo oscuro. El mineral y el carbón vegetal se colocan en hornos que son explotados por un par de fuelles accionados por los pies de las fundiciones y canalizados al horno a través de tubos de bambú, un proceso que se mantiene durante horas. El aislamiento de arcilla del horno se rompe y la escoria fundida y el carbón vegetal se toman y se martillan. Producen rejas de arado, azadones, hachas y hoces.

Tradicionalmente, tanto hombres como mujeres (en Bilaspur solo hombres) recolectan el mineral y hacen el carbón para los hornos. Al anochecer, las mujeres limpian y preparan los hornos para el trabajo del día siguiente, limpiando y rompiendo los trozos de mineral y asándolos en un fuego ordinario; las toberas (ventilaciones cilíndricas de arcilla para llevar aire a un horno) se enrollan a mano y también las hacen las mujeres. Durante las operaciones de fundición, las mujeres trabajan los fuelles y los hombres martillan y modelan el mineral sobre yunques. La construcción de un nuevo horno es un evento importante que involucra a toda la familia: los hombres cavan los agujeros para los postes y hacen el trabajo pesado, las mujeres enyesan las paredes y los niños traen agua y arcilla del río; al finalizar, se recita un mantra (oración) sobre el horno para asegurar su productividad.

Hay dos subcastas endogámicas entre Agaria, Patharia y Khuntia. Estos dos subgrupos ni siquiera comparten agua entre sí. Las divisiones exógamas suelen tener los mismos nombres que los Gonds, como Sonureni, Dhurua, Tekam, Markam, Uika, Purtai, Marai, por nombrar algunos. Algunos nombres como Ahindwar, Ranchirai y Rattoria son de origen hindi y son una indicación de que algunos hindúes del norte posiblemente se hayan incorporado a la tribu. Se cree que los individuos que pertenecen a una sección constituyen un linaje con un ancestro común y, por lo tanto, son exógamos. El descenso se rastrea patrilinealmente. Los matrimonios generalmente los arregla el padre. Cuando el padre de un niño decide arreglar un matrimonio, se envían emisarios al padre de la niña y, si son aceptados, le seguirán los regalos. Contrariamente a las costumbres matrimoniales hindúes, el matrimonio está permitido durante los monzones cuando se pospone la fundición de hierro y no hay trabajo. El precio de la novia generalmente se paga unos días antes de la ceremonia. Al igual que con los Gonds, a los primos hermanos se les permite casarse. El matrimonio de viudas se acepta y se espera con el hermano menor del difunto esposo, especialmente si es soltero. Se permite el divorcio para cualquiera de las partes en casos de adulterio, extravagancia o maltrato. Si una mujer deja a su marido sin divorciarse, el otro hombre por costumbre está obligado a pagar un precio al marido. Incluso entre los subgrupos ampliamente dispersos de Agaria ha habido tradicionalmente discriminación: entre los Asur, el matrimonio estaba sancionado por la costumbre con los Chokh, aunque ambos grupos se negaban a casarse con el subgrupo hindú Lohar, debido a su estatus más bajo.

El dios de la familia es Dulha Deo, a quien se hacen ofrendas de cabras, aves, cocos y tortas. También comparten la deidad Gond del bosque, Bura Deo. Lohasur, el demonio de hierro, es su deidad profesional, que creen que habita en los hornos de fundición. Durante Phagun y en el día de Dasahia, los Agaria hacen ofrendas de aves como un signo de devoción a sus instrumentos de fundición. Tradicionalmente, se reclutaba a los hechiceros de las aldeas durante las épocas de enfermedad para determinar la deidad que se había ofendido, a la que se ofrecería una expiación.

Bibliografía

Elwin, Verrier (1942). La Agaria. Oxford: Humphrey Milford, Oxford University Press.

Russell, RV e Hira Lal (1916). "Agaria". En Las tribus y castas de las provincias centrales de la India, por RV Russell e Hira Lal. Vol. 2, 3-8. Nagpur: Imprenta del gobierno. Reimprimir. 1969. Oosterhout: Publicaciones antropológicas.

JAY DiMAGGIO